jueves, 30 de octubre de 2008

EN FRANCIA 1

Seamos sinceros, cuando escuchamos o leemos el término "la música de Francia" en lo primero que pensamos es en las obras clásicas del siglo XV y XVI , en la lolita Alizee y en las clásicas melodías de la chanson francaise. Hoy las piezas clásicas prácticamente ya no escuchan, Alizee es una chica bastante famosa y aceptada, y la chanson sigue siendo el género por excelencia en Francia, con representantes contemporáneos como Benjamin Biolay o Coralie Clement. Sin embargo de ninguno de ellos trata lo que escribo.
Francia también es famosa por la cantidad y calidad de la música electrónica que produce; basta nombrar artistas que hoy son clásicos del género como Air o Daft Punk, creadores de un sonido único y maestros de la nueva camada de músicos y Dj's franceses que hoy incendian las pistas de baile de todo el mundo. La productora francesa Ed Banger Records tiene, actualmente, el "monopolio" de la música electrónica francesa con artistas como DJ Mehdi, Sebastian, Mr Oizo y Justice.
En 2006, Justice puso a bailar a todo el mundo con su remix de la rola de Simian "Never Be Alone", un año después, su primer álbum Cross, fue considerado uno de los mejores del 2007 y Justice se convirtió en el representante por excelencia de la electrónica francesa y los herederos del sonido de los maestros de Daft Punk. Hace algunos meses, el dueto francés compuso un excelente track especialmente para ambientar el desfile de modas 2009 Dior Homme Spring Summer Fashion Show.

Planisphere es un track de más o menos 15 minutos de duración pero está dividido en cuatro partes. Si me pidieran describir la obra creada por Justice, yo diría obscura y barroca. Parecería que el dúo se inspiró en la Francia del siglo XV al momento de componer su genial track; un traslado de la elegancia en el vestir y en la música de aquella época a nuestros tiempos. La canción, creada al estilo del clásico es una mezcla en la que se intercalan potentes y rockeros beats con esas reminiscencias al barroco y al clásico inspiradas probablemente en la música de Bach y Beethoven, para terminar con ese poderoso solo de guitarra que mucho debe a Daft Punk. Una obra redonda, completa y grandiosa.
Comparto el video del desfile con una parte del Planisphere de fondo, esta un poco largo pero creo que vale la pena. Si le gusta y quiere escuchar el track completo, dirijase a http://www.myspace.com/etjusticepourtous y compartame su opinión.

Definitivamente Justice tiene un largo camino por delante, y reinarán por algún tiempo en Francia, hasta que llegue otra nueva generación a tomar el lugar que ellos recién tomaron.



LOS CLÁSICOS. Real de Catorce.



REAL DE CATORCE.

Este es el mejor grupo de rock-blues de toda la historia musical mexicana, encabezado por José Cruz, su alma e imagen, son ya un clásico con su historia cortada por la desgracia.



Hace como veinte años fui a ver a Roberto González a un local de Tlalpan de efímera existencia , refugio del movimiento rupestre y antes de que Roberto cantara, salió un chavo que interpretaba sus rolas con guitarra y armónica de manera sobresaliente, excelente ejecutante de uno y otro instrumento, cantante más que aceptable y letras de calidad poética.

Meses después, estaba viendo en la TV, la transmisión de uno de los añorados Festivales de Blues de la Ciudad de México, aquellos que nos permitieron conocer en México, prácticamente a todos los grandes del blues, Koko Taylor, Muddy Waters, John Lee Hooker, B.B. King y muchos más y subió al escenario a echar un palomazo, un chavo que evidentemente no venía con la banda que tocaba, al poner atención me dí cuenta que el morro que palomeaba con su armónica en forma magistral era el mismo que teloneó a Roberto González en aquella ocasión, después se hizo famoso Real de Catorce y supe que mi viejo conocido era José Cruz.


Desde entonces seguí a este grupazo, que me parecía un oasis en el jodido panorama del rock nacional y hace poco supe de la enfermadad de Cruz, esclerosis múltiple, la llaman y consiste en una pérdida gradual de las funciones motoras, hecho que condena al músico al peor de los infiernos, no poder hacer música.

La entrada es un recuerdo a José Cruz y a Real de Catorce, su música y a los momentos que muchos fans, nos dieron de pura felicidad.

La discografía completa del grupo es toda de gran calidad, aquí la lista:





  • Real de Catorce - 1987
  • Tiempos Obscuros - 1988
  • Mis amigos muertos - 1989
  • Voces interiores - 1992
  • Contraley - 1994
  • Azul (En vivo) - 1997
  • Al rojo (En vivo) - 1997
  • Cicatrices - 1998
  • Nueve - 2000
  • Voy a morir - 2002




miércoles, 29 de octubre de 2008

GRANDES DISCOS. Who are you.

WHO ARE YOU.

The music must change, ¿declaración de principios?, es para su servidor la mejor rola de uno de los mejores discos de estos monstruos, la estructura de la canción, la insólita finura de la guitarra de Townshend, que no le quita fuerza ni presencia y la voz monumental de Daltrey exhaltadas por los imprescindibles Keith Moon y John Entwistle, la base rítmica de The Who, crearon esta joya de disco y de canción, para el recuerdo, porque si mi memoria no falla, este fue el último disco que grabó Moon, antes de su muerte.

Recomendación absoluta para este disco de los Who de siempre, pero con inovaciones, ¿se deberá a eso el título? porque según su tecleador, no tener este disco es una falla imperdonable, pero la mejor forma de ratificar o rectificar esta opinión es escuchándolo, además de esta rola está en el menú, la otra que más me gusta del disco The guitar and the pen, espero su opinión queridos lectores.

MUSIC MUST CHANGE.

Deep in the back of my mind is an unrealized sound
Every feeling I get from the street says it soon could be found
When I hear the cold lies of the pusher, I know it exists
Its confirmed in the eyes of the kids, emphasized with their fists

But the high has to rise from the low
Like volcanoes explode through the snow
The mosquitos sting brings a dream
But the poisons derange

The music must change
For were chewing a bone
We soared like the sparrow hawk flied
Then we dropped like a stone
Like the tide and the waves
Growing slowly in range
Crushing mountains as old as the earth
So the music must change

Sometimes at night, I wake up and my bodys like ice
The sound of the running wild stallion, the noise of the mice
And I wondered if then I could hear into all of your dreams
I realize now it was really the sound of your screams

But death always leads into life
But the street fighter swallows the knife
Am I so crazy to feel that its here prearranged?

The music must change
Its gets higher and higher
Smouldering like leaves in the 1
Then it bursts into fire
Its rhythm grows strong
Its so new and so strange
Like bells in the clouds, then again
The music must change

But is this song so different?
Am I doing it all again?
It may have been done before
but then musics an open door

Deep in the back of my is an unrealized sound
Every feeling I get from the street says it soon could be found
When I hear the cold lies of the pusher, I know it exists
Its confirmed in the eyes of the kids, emphasized with their fists

But the high has to rise from the low
Like volcanoes explode through the snow
The mosquitos sting brings a dream
But the poisons derange

The music must change
For were chewing a bone
We soared like the sparrow hawk flied
Then we dropped like a stone
Like the tide and the waves
Growing slowly in range
Crushing mountains as old as the earth
So the music must change




jueves, 23 de octubre de 2008

EL GORDO.

BE MY GUEST.





De pronto, sin querer, me acordé de esta sabrosa rolita,
Be my guest, del gran gordo, Fats Domino, quien causó furor en los años cincuentas, con un estilo muy particular de tocar el piano y de cantar, incorporando los ritmos del blues, el boogie-woogie y el R & B, pero con una cadencia especial, extraída de otros géneros, esta por ejemplo, tiene un sello muy marcado de calipso jamaiquino, con esos metales que aparecen y desaparecen, el piano juguetón y la voz grasosa de Antoine Domino, verdadero nombre del gordo, quien fue el músico afroamericano (para ser políticamente correctos) que más discos vendió en esos años.

El tema juvenil, como se estilaba, habla de la fiesta, el ligue y la gloria de ser miembro de una banda de rock 'n roll, la letra, cortita y simple, se incluye por si a alguien le interesa.

BE MY GUEST.

Come on baby and be my guest
Come join the party and meet the rest
Everything is gonna be all right
So be my guest tonight

We're gonna dance to the rock 'n' roll
We're gonna even do the stroll
We're gonna Lindy Hop and Suzy Q
It's a special party just for you

My, my-oh-mine, gee you're so fine
Don't let me down
I'm the king but you can wear my crown
I'm gonna sing, my band gonna play
I'm gonna make you queen for a day
Everything is gonna be all right
So be my guest tonight



martes, 21 de octubre de 2008

LOS "COVERS".

ARTE, COPIA O NEGOCIO.

El cover, o versión alterna de una canción famosa es en nuestros días, un género en pleno auge, muchos músicos, por homenajear a sus canciones favoritas, porque se les acabó la inspiración o porque es buen negocio, recurren a él, cada vez con más frecuencia.

No sé cuando empezó la historia del cover, pero ya en los cincuentas los cantantes blancos: Elvis, Jerry Lee, Cochran y otros hacían versiones blancas, de las grandes rolas de Little Richard y Chuck Berry, después con la aparición de los Beatles, el cover, se convirtió en pan de todos los días.


Sin duda The Beatles son el grupo más covereado de la historia, con "Yesterday" y "Eleanor Rigby" a la cabeza de las canciones beatlescas más veces grabadas por distintos artistas, de la última, hay una versión monumental de Esperanto, incluida en su discazo Last Tango y otra muy buena de The Ides of March, en su disco Vehicle, sí, el mismo donde está la famosísima canción que da nombre al álbum.

Hay cientos de discos con canciones de Beatles en todos los ritmos, formatos y géneros que se les ocurran: salsa, mariachi, y música andina son las más exóticas que he visto, pero hay en jazz, sinfónica, bossa nova y otros, estos son covers del montón hechos para el público mayoritario y poco exigente.


Sin embargo hay versiones beatlianas hechas por grupo y solistas legendarios que vale la pena escuchar y poseer: "With a little help... de Joe Cocker, "Lucy in the sky... de Elton John, "Across the universe" de Bowie, "Every little thing" de Yes, "Help" de Deep Purple, "I am the walrus" de Spooky Tooth, son todas geniales y varias de ellas están recopiladas en un disco que se llama "And your band can sing" editado por Warner.

Detrás de Beatles y pisándoles los talones está Bob Dylan, uno de los compositores más reciclados de la historia, desde que era un chavito que empezaba a componer, pero ya tenía "apantallado" a todo Estados Unidos y parte del mundo, Joan Báez, Peter, Paul & Mary y The Byrds, ya hacían grabaciones de las canciones de Dylan, un coverero de Dylan fuera de serie es sin duda Joe Cocker, quien casi no tiene disco donde no estén una o dos canciones de Mr. Zimmerman.


También hay discos de puros alternos que han hecho los grandes compositores, dos que conozco y ya son clásicos: "Pinups" de Bowie, con alternas de Pink Floyd, Yardbirds, Them y Kinks, entre otros y "16 legendary covers" de Elton John, el año pasado salió a la luz "Twelve" de Patti Smith, con versiones alternas de Jimi Hendrix, Dylan, Beatles, Rolling Stones, Paul Simon, Nirvana Stevie Wonder el Jefferson y otros, un discazo más que recomendable.

Con la moda de los "tributos", el cover se convirtió en artículo de consumo masivo, los hay a todos los grupos legendarios del rock, siendo especialmente homenajeados, Zeppelin, Pink Floyd y Queen, pero hay verdaderas rarezas en este campo de los tributos, existe un disco tributo, no a un artista sino a un disco, el "Trapesty" de Carol King, con todas las canciones del álbum, en el orden original , interpretadas por distintos artistas cada una y una joya que se llama "Stairways to heaven" que es un disco homenaje a una sola canción, la celebrísima y zeppeliniana "escalera", en doce versiones distintas.


Un disco tributo que es sobresaliente, por lo difícil que es coverear, a un artista excepcional es "Stone Free", homenaje a Jimi Hendrix, muy logrado, interesante y absolutamente disfrutable, también destacan el par de discos del concierto de celebración del trigésimo aniversario de Dylan en la música y esto me hace recordar a "Like a rolling stone", una de las canciones que más covers tiene en la historia, además de "I shall be release", otra dylaniana que ha sido favorita de los hacedores de versiones alternas.


En México, los compositores más solicitados para hacer covers son, además de los históricos Agustín Lara y Consuelito Velázquez, Jaime López y Liliana Felipe, en el medio no comercial y Juan Gabriel, Marco Antonio Solís y Joan Sebastian, en el medio comercial; en la salsa y la música de banda, lo que abunda son los covers, por la falta de talento de los músicos y en general son verdaderamente lamentables y destrozan canciones que muchas veces son buenas y no merecen ese trato.

En fin, querido lector, en el mundo del cover, hay de todo y para todos, si conoces covers de canciones que creas exepcionales o discos de covers que valgan la pena recomendar, móchate con los cuates y socializa a tus preferidos.

domingo, 19 de octubre de 2008

MOTOROKR 08

Empujado más por la curiosidad que por un fanatismo hacia cualquiera de las bandas del cartel, decidí lanzarme a este festival patrocinado por la marca de teléfonos celulares. 14 bandas, unas muy famosas, otras no tanto, muchas totalmente desconocidas para quien escribe; por lo que leí de las bandas días antes del festival, me esperaba un evento variado y así fue.
Llegué temprano, la gente apenas comenzaba a llegar (en realidad a esas horas el Foro Sol estaba bastante vacío), después de los ya clásicos problemas que se tienen que pasar para introducir una mochilita, una cámara y !hasta un cinturón!, entré al Foro.
No hablaré de las primeras bandas, estuve poco tiempo en las presentaciones de Quiero Club, Jaguar Love, Recolector y El Cuarteto de Nos, y ninguna me sorprendió ni me gustó, así que dediqué ese tiempo a pararme en los stands de revistas, tenis, SS, peluquería, bungee, viendo a wannabe rockstars jugando videojuegos, tomando fotos a las chicas del desodorante, y , claro, bebiendo cerveza.
Después vino Paramore y Mindless Self Indulgence... creo que lo mejor de esas bandas son sus respectivas vocalista y bajista (¿o guitarrista?).
Al escenario "negro" llegaron los Kooks. Bastante bien estos muchachos, prendieron a la banda con sus canciones de tonadas sencillas pero pegajosas, me puse de buen humor. Aunque nunca interactuaron con el público, que estaba feliz viéndolos; parecía que habían ido sólo a cumplir un contrato. Los Kooks tocan muy bien, pero su actitud fue fría, lástima.
Ahora haré un salto en el tiempo hacia adelante para hablar de Stone Temple Pilots y Nine Inch Nails. Ambas bandas son clásicas de los 90 y fueron el agasajo de la mayoría de los asistentes: miembros de la generación "X", ahora 30/40ñeros, arrastrados por la nostalgia y muchos veinteañeros emocionados por ver a dos bandas consagradas y legendarias. Debo decir (a riesgo de ganarme el odio de muchísimos melómanos) que este par de bandas no me gustan, no creo que sean malas, pero su música no es de mi agrado.
Los Stone... tocaron un set lleno de hits, cosa que agradeció el público y se dedicaron a revivir aquella época de las camisas de franela, los tatuajes y los guitarrazos; buen sonido, buenos guitarrazos, bien para los 90. Stone T... son buenos músicos y están en su papel, no buscan aportar nada nuevo, saben lo suyo y lo hacen bien y modestamente.
NIN (abreviando) toco un set en el que la experimentación e improvisación reinaron. Teniendo de fondo aquel espectacular juego de luces e imágenes, Reznor y compañía llenaron el foro con sus sonidos industriales experimentales y sus guitarras potentes, cosa que agradeció la gran mayoría del público. Otros, por el contrario lucían aburridísimos, sin entender lo que los oriundos de Ohio ejecutaban, esperando únicamente a que aquello terminara. "Es que lo nuevo ya no está tan chido..." escuche por ahí. NIN es, a mi gusto, una gran banda; demostraron potencia y que todavía son propositivos, demostraron también porque son una de las bandas más influyentes de su época.
Blashback hacia las 7.45 cuando MGMT saltó al escenario, moría de curiosidad por ver a esta banda cuyo concierto lucio gracias al público que nunca dejo de saltar y cantar cada una de las rolas. Los MGMT cumplieron tocando bien, pero nada más, no fueron nada espectacular. La pachanga bajo el escenario, sin embargo, fue memorable.
Pendulum fue, para mi, la gran sorpresa de la noche. No sabía nada de esta banda, pero de repente me vi entre la multitud brincando y haciendo el clásico slam. Los Pendulum interactuaron en todo momento con el público que respondió de manera increíble. La mezcla de sonidos bailables, industrial, guitarras duras prendió al personal que ya estaba bastante entonado, gran fiesta hicieron los Pendulum, buena sorpresa.
Flashback hasta lo que, a mi gusto, fue lo mejor del festival. Justo después de que los Kooks abandonaran el escenario, éste se vio lleno de obreros trabajando arduamente para montar el próximo show, todos guiados por la mano mágica de Wayne Coyne (quién al parecer nunca se cambia de traje). 6.45, aparecen los Teletubbies animado al público, después Wayne lanzándose al mar de gente envuelto por esa gran pelota de plástico y cayendo una y otra vez. Todos miramos encantados cómo The Flaming Lips convertían todo aquello en un universo lleno de satélites naranjas y amarillos, estrellas fugaces de serpentinas de colores y lluvias de estrellas de conféti multicolor, mientras interpretaban su genial música. La sensación de alegría fue increíble y todo el publico se contagio. Más o menos nueve canciones y una hora duró ese momento de gran felicidad. Lo único malo fue que el sonido no ayudo mucho (qué raro), y Wayne se cansó de animar a todos los motherfuckers que estábamos ahí, no toda la gente le respondió. La increíble versión de Do You Realize? fue el final perfecto para una presentación redonda, como sacada de una cajita musical de juguete, entonces todos salimos de aquel universo con la promesa de Wayne de que volverían algún día. Ojala.
Buen festival el Motorockr... algunas fotos de los Flaming, en donde siempre... http://www.flickr.com/photos/herr_pistas/

miércoles, 8 de octubre de 2008



lunes, 6 de octubre de 2008

LOS RUPESTRES. Jaime López.





EL COMPOSITOR JAIME LÓPEZ.

Desde los ochentas y desde el movimiento rupestre, de tan corta vida y fructíferos resultados, sobrevive Jaime López , el trovador del verbo ingenioso, uno de los grandes letristas y compositor de canciones que ennoblecen este arte, menor para muchos, pero inmensamente mayor cuando se sabe ejercer, López es un guerrero incansable que ha trascendido el tiempo y sigue vigente, cuando sus contemporáneos: Rockdrigo, Roberto González, Catana, Nina y muchos más que nos dieron esperanza de que el canto roquero-jazzero- trovero, iba a alcanzar grandes alturas, ya no están, pero como en México, nada dura mucho tiempo, también se quedó en esperanza.


Además de que sigue componiendo y cantando, surtiendo de material a otros intérpretes: Cecilia y Maru, las más fieles, no deja de presentarse en vivo. y cada vez que lanza nuevo disco, con Aguilera, el jefe de la guitarra roquera en México, o en solitario, nos deja gratas sorpresas.
Para esta publicación, elegí esta rola que grabó con otro gran cantautor, el mismísimo León de la Argentina, el Gieco incansable que ya ruquito, sigue en lo que se le encomendó como misión hacer bellas canciones para cultivar la belleza, aquí los dos interpretan la canción de López que más éxito tuvo en su famoso disco argentino, que produjo Santaolalla, con músicos argentinos y grabó en parte allá.

Los videos extras tienen viejas clásicas de Jaime como: Sácalo, Desde mi motocicleta, la genial No ando buscando a Jesús y por supuesto el himno de la chilanguez, con acompañamiento de los Tacubos. 



sábado, 4 de octubre de 2008

RESEÑA

El frío de las once de la noche azotaba con fuerza en el bosque de Chapultepec. ¿Qué hacía yo en los juegos mecánicos a esa hora de la noche? Claro, tenía entradas para el concierto de la francesa Yelle.
La espectativa y la emoción eran grandes; el evento resultaba novedoso por Yelle, el lugar y por la promesa de la barra libre. Creo que nadie imaginaba reálmente cómo iba a ser aquello, aunque todos esperábamos una gran fiesta.
Pero justo al entrar comenzaron los malos ratos; una fila enorme para obtener un brazalete de mayor de edad, después, un amontonamiento digno de cualquier estación del metro en hora pico (con empujones y todo) para acceder a la zona de barras. Cuando, gracias a una especie de portazo, logré entrar al área del alcohol, tardé demasiado en conseguir un par de vodkas de no muy buena calidad. Después de conseguir mi brazalete pensé en que había muy poca gente; luego entendí la razón, las barras estaban a reventar y nadie podía salir de ahí vaso en mano. Ya con mi trago me dispuse a bailar pero no lograba escuchar claramente la música; primero pensé que era por el ruido que hacía toda la gente aglutinada en ese espacio, luego supe la verdadera razón.
De pronto, Yelle saltó al escenario: dos tipos escoltando a la encantadora Julie Budet, quién portaba esas encantadoras mallas obscuras y brillantes. Los aplausos y los gritos no se hicieron esperar. Todo comenzaba perfecto, lo malo vendría sólo un par de minutos después.
Justo a la mitad de la primera canción, el sonido cayó de la peor forma, a pesar de estar a unos pocos metros del escenario, se escuchaba como si estuviera oyendo el concierto desde fuera. Yelle interpretó algunas rolas con aquel pésimo sonido, luego pidieron un receso mientras se arreglaba el problema (la verdad se veían muy apenados). Luego de un rato salió un tipo a decir que de plano el sonido ya no tenía remedio pero que invitaba a todos a continuar la fiesta. Pasó lo peor, le hicieron caso. Yelle terminó su concierto apenadísimos por aquel sonido tan malo y la gente se veía muy satisfecha.
A pesar del pésimo sonido, Yelle me sorprendió; en vivo suenan mucho mejor que en el disco y la energía que tienen contagia a todos. Además, dieron el doble de energía para compenzar las fallas, eso habla bien de ellos. Ni qué decir de los pasitos de Julie, son cosa aparte. Con un equipo decente, aquello habría sonado increíble.
¿Qué pasa en México? Ya hay muchas personas que se preocupan por traer buenos shows al país y que piensan más en la música que en el negocio que ésta representa. Falta mejorar la organización de esta clase de eventos, que tienen grandes intenciones. Y otra cosa mala, el público, creo que yo soy el único indignado por el fraude del viernes. Si fueramos un poco más exigentes, tal vez tendríamos mejores eventos.
Aqui una fotito de Yelle... si quiere ver algunas más visite http://www.flickr.com/photos/herr_pistas/


jueves, 2 de octubre de 2008

CANCIONES DEL RECUERDO. The new kid in town.


The new kid in town, Eagles

Rola viejita, muy exitosa y vendida, estos aguiluchos se aventaron dos super hits, Hotel California y ésta, The new kid in town, las águilas hacían este tipo de pop, con melodías pegajosas y letras caramelosas, del que no me gusta mucho, pero esta rola sí me gusta. El video también es agradable y divertido, por lo que queda aquí en el blog, para alimento de la nostalgia.

JAZZ MEXICANO.



LOS DORADOS.


En el desolado mundo del Jazz mexicano, pocos intérpretes, escasos festivales y una que otra grabación, sobre todo de las mujeres cantantes: Magos Herrera, Iraida Noriega o Elizabeth Meza, es difícil encontrar algún material interesante, es difícil, pero no imposible y aquí están Los Dorados, una de las apariciones más gratas de los últimos tiempos.


Su música es una mezcla de Jazz, Rock y Música electrónica y sus integrantes son, todos excelentes instrumentistas, hasta el momento, han grabado tres discos: Vientos del Norte, Turbulencias e Incendio, demostrando una constante evolución en la conformación de un sonido propio, que ellos mismos llaman dorado sound.


Aquí les presentamos una muestra de la música que hacen, muy libre, basada en gran medida en la improvisación y en la combinación de influencias que cada músico trae a cuestas.


Ese es, tal vez, el único pero que podríamos ponerle a la agrupación, su música suena excelente, pero ellos no la inventaron, ya la han hecho otros de nombres que tal vez te suenen: Miles, Coltrane, Ornette o Zappa. Esto es lo de menos cuando se puede escuchar buen Jazz hecho en México, con honestidad y ganas de hacer buena música.