viernes, 9 de mayo de 2014

LOS DISCOS DE 1966. Face to face.




THE KINKS
"Face to Face"
1966





Con "Face to Face" se inició la llamada "época de oro de los Kinks" que se extiende hasta 1971, con una serie de grabaciones excepcionales: "Village Green", "Arthur" o "Lola", todas más o menos en los límites del "álbum conceptual", la característica observación social de ácida mirada y crítica devastadora que entiéndase, no estaba en los terrenos de la canción de protesta, sino del comentario agudo e inteligente de la vida social inglesa, en todos los niveles sociales y todos los espacios.

Se dice que Ray Davis, el líder y compositor principal de la banda, pasaba por un momento difícil que lo tenía al borde del colapso nervioso y el trabajo de composición de las canciones del disco le sirvieron de terapia, con lo que salíó ganando, pero no más que el disco y que la música de los Kinks, que dió un salto cualitativo notable, el estado de exaltación que experimentaba Davis, produjo una de las colecciones de canciones poproqueras más notables de todos los tiempos.

Y la sacudida emocional alcanzó también a la música que se volvió más rica, más imaginativa, con efectos especiales no usados antes e instrumentación también extraña en los discos de la legendaria banda, no es gratuito que cronistas e historiadores consideren a menudo a "Face to Face" la obra maestra de Ray Davis y los Kinks.

En esta obra clásica del rock están piezas fundamentales como "Sunny Afternoon" o "Fancy", además de producir un fenómeno nunca visto antes ni después; antes de la salida del disco, dos de las piezas contenidas en él, ya se habían convertido en éxitos: "House in the country" grabada por esa banda enorme que se llamaba "The Pretty Things" y "Dandy" que fue gran éxito mundial en la versión de los "Herman's Hermits".

Así que, queridos lectores, me complace revisitar y volver a disfrutar este disco que no tiene tiempo ni espacio; no fue hecho para alguna generación en especial y que me resulta entrañable, no sólo por los méritos ya enumerados, sino también por ser la banda de Ray Davis una de mis preferidas de toda la vida.







Publicar un comentario