miércoles, 22 de mayo de 2013

LOS DISCOS DE 1969. Deep Purple.





DEEP PURPLE.
"Deep Purple".
1969.





"El vuelo del pájaro" , como lo anunciaban en la radio mexicana, fue todo un éxito que se programaba muchas veces al día en las dos o tres radiodifusoras que se especializaban en el rock y el pop en inglés, pero además en mi programa favorito que se transmitía todas las noches en Radio Capital y que se llamaba "Vibraciones", se podía escuchar a menudo "April", y el hecho de que el LP y un EP con "Bird has flown", fueran editados en México, me llevó a hacer mis ahorros y adquirir esta joya que es de mis favoritas desde mi adolescencia y siempre revisito con placer y añoranza.
Quién sabe por qué razónes, el LP, fue vendido con una portada que diseñaron para la edición mexicana y que no tenía nada que ver con la vista parcial de "El Jardín de las Delicias" de el Bosco, que eligieron como portada en el resto del mundo, de tal modo que mi joya adquirida con grandes esfuerzos, lucía así:

 

Corrijo, así luce ahora, después de cuarenta años y una inundación, pero sea como sea, muy pronto se convirtió en mi disco favorito, lo que era fácil en una discoteca de una decena de ejemplares contando los de mi hermana, me llevaba a estados de extrema concentración y placer "April", por insólita, me parecía la gran maravilla que hubiera una pieza de rock, pesado, con guitarras filosas e hirientes, órgano sicodélico y otras gracias que a la vez fuera una pieza sinfónica o que sonaba a sinfónica, con el tiempo descubrí el truco, eran dos piezas que se alternaban, la una roquera y la otra con pretensiones de música de cámara, pero aún así sigo disfrutándola y apreciando la forma magistral en que Blackmore y Lord solucionaron el paso de un estado a otro.
Pero no se trataba solo de "April", cada nueva vez que escuchaba el disco descubría nuevas y espléndidas canciones: "Chasing Shadows", con sus percusiones exhuberantes y protagónicas, "Lalena" que no sabía que fuera de Donovan, cantor-poeta que ya conocía un poco y que me conmovía con su ternura, emotividad y su dulzura; "Blind" y su aire barroco y "Why didn't Rosemary? con su riff poderoso y sus puentes creados por el órgano.
Hoy sigue emocionándome y haciéndome feliz y con la perspectiva del tiempo y un poco más de conocimientos de otras bandas, movimientos y contextos, afirmo con toda convicción que este disco es la síntesis perfecta del rock duro, la sicodelia y el progresivo, además de ser sin duda uno de esos álbums de transición, que fueron guía y abrieron caminos para el propio Deep y para todo el rock británico.





Publicar un comentario