lunes, 6 de mayo de 2013

ROCK MEXICANO. Cosa Nostra.




COSA NOSTRA
"Squeeze it Tight"
1971




Guillermo Briseño es uno de nuestros "rockers" más conspicuos, con una muy larga carrera musical, incursionando en los más diversos géneros: rock, blues, trova, música infantil, y hasta música sinfónica ha compuesto, ha coqueteado con el Jazz y con la música caribeña, es uno de los letristas más dignos de nuestra escena roquera y es además, un artista entendedor de su entorno social y cultural, un sujeto que participa activamente a favor de las causas sociales que considera justas.

Pero antes de ser todo esto, a fines de los años sesenta, cuando era un veinteañero, con estudios formales de piano desde los ocho años e informales desde los tres, formó parte y era el alma de uno de los grupos del rock nacional más importantes e interesantes de cualquier momento histórico y uno de los pocos que adoptaron el "funk" como se ritmo base y el espíritu de su empresa.

La banda se llamaba Cosa Nostra y era un septeto con: Rudy Charles de vocalista, Briseño también cantando y en teclados, Miguel Flores en papel de bajista, Ezequiel Nieto con la guitarra y Gilberto Flores, quien después sería parte de "Briseño, Carrasco y Flores" en batería, pero además también cantaban y hacían coros Norma Valdéz y Malena Soto.

El sonido "funk" es impecable y en mucho se debe al excelente trabajo de Briseño como pianista y organista de blues y música afroamericana en general y a la voz de Charles, que suena genuinamente negra, porque es la voz de un afroamericano, quien incluso en las piezas que tienen letra en castellano se escucha libre, suelto y sin problemas con el idioma.

El repertorio elegido para la grabación es bastante ecléctico, y de procedencias varias: la mayor parte, son composiciones de "Guille" Briseño o de Charles o coautorías de varios miembros de la Cosa, pero también hay "covers" de piezas clásicas como "Proud Mary" o "Hay que Continuar", que es la versión castellana de "Carry on", de Stephen Stills, pero además se atrevieron a incursionar en el Jazz latioa con una pieza de Pete Rodríguez  y el bolero cubano, con "Hay que saber perder" de Pedro Flores.

Un aspecto más que le da un "plus" al repertorio de la Cosa, son las letras de Briseño, quien ya desde entonces, se salía del montón y escribía sin la ingenuidad y torpe manejo del lenguaje de la mayoría de los "rockers", nacionales que en general, con la excepción de Alberto Isordia, el famoso "Pájaro", estaban muy por debajo de la música que eran capaces de componer.


   














Publicar un comentario