jueves, 13 de agosto de 2015

LOS DISCOS DE 1968. Sweetheart of the Rodeo.





THE BYRDS
"Sweetheart of the Rodeo"
1968





The Byrds es el grupo de folk-rock norteamericano de mayor importancia, por sus raíces folk, por su originalidad e identidad inconfundibles y por sus aportaciones al rock, que no fueron pocas, sus discos roquerofolksicodélicos son insuperables, la utilización de coros como armonías, el sello de sus guitarras y la gran habilidad para amalgamar géneros, rítmos y estructuras sónicas provenientes de los más diversos espacios y tiempos los colocaron entre las bandas históricas y clásicas del rock.

Para estos músicos caracterizados por su despreocupado y ligero paso de un territorio musical a otro como si todos fueran propios, no fue cosa de otro mundo hacer un disco extraordinario de country rock, género siempre presente en sus grabaciones, en canciones sueltas o en porcentajes significativos de un álbum determinado, sólo que "Sweetheart..." es country de principio a fin y nota por nota, una cátedra de como hacer discos redondos de rock ranchero, sin altibajos ni fisuras, ¿el secreto?, además de las habilidades ya enumeradas, haber tenido en la alineación de la banda, en exclusiva y sólo para esta grabación, al gran maestro, al que muchos consideran el creador del híbrido en cuestión, Gram Parsons.

Parsons ya había terminado el ciclo con su primera banda y fue invitado por Chris Hillman a integrarse a The Byrds, que por esos días estaba diezmado, había sido despedido David Crosby y Michael Clarke, se había ido por su cuenta, además de que la banda ya había pasado por sus mejores tiempos y sus mejores discos, estaba alicaída y desvitaminada, de modo que la incorporación de Parsons fue vitamina y vida para la moribunda leyenda.






Parsons aportó al disco, su conocimiento de la música ranchera, sus habilidades como músico y sus talentos como arreglista y compositor, por su gestoría se invitó a un grupo de músicos y a sus instrumentos que dieron color y vida al sonido de "Sweetheart...", los instrumentos y sus ejecutantes, invitados para la grabación fueron: piano: Earl P Ball; Guitarra Steel: Lloyd Green y Jaydee Maness; Banjo: John Hartford y Guitarra: Clarence J. White.

Y para completar el momento y la circunstancia afortunados, las canciones muy bien elegidas abarcan una gama rica de compositores, empezando por Bob Dylan, para no variar la banda cuyo nombre está "entre los primeros lugares de los Nombres Más Pendejos del Rock" (José Agustín dixit), incluyó dos canciones de su compositor favorito; una de Woody Guthrie, varias de compositores de vena ranchera; otras de los compositores habituales de la banda y otras más del maestro Parsons.



Publicar un comentario