lunes, 21 de septiembre de 2015

LOS CLÁSICOS DE 1968. It's all about.




SPOOKY TOOTH
"It's all about"






Como muchas otras bandas inglesas del naciente nuevo Rock británico, el que cambió la vida, las mentalidades, la música y las percepciones, se formó en 1967 y desde el año anterior era asombroso el modo en que surgían, como por magia, montones de grupos rebosantes de ideas, creatividad y colores brillantes que hacian música. 

Fue el caso de Spooky Tooth, grupo constituído en ese año por iniciativa del músico estadounidense Gary Wright (órgano, teclados y voz), quien se asoció a cuatro miembros del grupo llamado Art: Mike Kellie (batería y percusión), Luther Grosvenor (guitarra), Mike Harrison (voz, teclados y clavicémbalo) y Greg Ridley (bajo), el nombre de la antigua banda da clara pista de las intenciones del cuarteto, estaban orientados hacia la música que experimentaba con el concepto de Arte, es decir con distintas disciplinas que podían incorporar al sonido.

Eran cinco músicos entre los veinte y los veinticuatro años, sin prejuicio, sin barreras, sin hacer lo ya hecho y esto fue el detonante de su sonido, "It's all about" era su debut en los discos y como otras bandas históricas grabaron por primera vez un disco en el '68, no se parecían a nadie que venga a mi memoria, no usaban instrumentos exóticos o trucos de estudio, su clarividencia estaba en el tratamiento que daban a la música que ya habían asimilado y con los instrumentos ya mencionados que reclamaban su filiación roquera indiscutible.

A primera escucha, se destaca el órgano de Wright, imposible no notarlo, y la influencia de la música sacra, entre la religiosa y el gospel, blanco y negro en perfecta armonía y a continuación la voz de Harrison, sin duda uno de los grandes vocalistas de la época y aún no reconocido debidamente, pero esta mancuera brillaba y adquiría movimiento al entrar en contacto con la otra, la base rítmica tocada por Kellie y Ridley ¡qué aportación increíble!, un tanto agazapada, muchas veces oculta pero indispensable en la amalgama.

Y la guitarra de Grosvenor en este primer disco, daba la impresión de escaso protagonismo, al contrario de la mayoría de los grupos del momento, todo era cuestión de que tomara su turno porque cuando esto aparecia, teníamos a un guitarrista sobrio y de excelsa técnica, está claro que el compositor principal era Wright y no se si por el liderazgo que éste ejercía, pero Grosvenor además de su aportación guitarrística, era el segundo compositor, pero todos tenían su parte en la composición, parece que eran un equipo de alta competencia.

Su disco debut es mayoritariamente compuesto por los Spooky y estaba equilibrado con varias piezas ajenas reinterpretadas por los Tooth: "Society's child" de Janis Ian, "To much of nothing" de Bob Dylan, "Tobacco road" de Loudermilk, en versión extraordinaria que fue muy comentada y escuchada, más por último, "The Weight", la clásica de The Band, que en la versión americana aparecia y en la británica no, la decisión fue acertada para la aceptación del disco en Norteamérica, esta buena costumbre de versionar canciones conocidas la mantuvieron en sus discos posteriores.

Por último, no está de más destacar que, el trabajo de vocalización en los coros, es otra faceta que los Spooky hacían de las maravillas, despuès de este debut y dos o tres discos más (digamos que "Spooky Two", "The last Puff" y la controvertida "Ceremony" con Pierre Henry) la banda brilló y se opacó, vinieron cambios de personal, rupturas de unidad y otros factores que hicieron que Spooky Tooth, nunca volviera a ser el mismo. 

Producido por Jimmy Miller, ingeniero Glyn Johns.




Publicar un comentario