martes, 22 de septiembre de 2015

LOS DISCOS DE 1968. Vincebus Eruptum.



BLUE CHEER
"Vincebus Eruptum"
1968


 

Ese mismo año pero al otro lado del Atlántico, en la cuna del Rock sicodélico, San Francisco California, nació una banda memorable, venerada y para muchos, precursora de un género histórico, ni más ni menos que el heavy metal, recalcando que antes de Black Sabbath, eran tercos, iban contra la moda, fuera de la corriente principal y para muchos primitivos, fueron la primera agrupación que afinaba sus guitarras más graves que lo usual y eran también un trío elemental, casi minimalista.

Como power trio, se hicieron famosos en sus presentaciomes, no tenían más que lo indispensable: bajo, guitarra, batería y voz, no necesitaban más que Rock, sicodelia elemental y Blues, para estar seguros de dónde pisaban el suelo y mucho ruido, hasta ser conocidos como la banda más ruidosa del mundo, era la respuesta al elaborado y exquisito Rock británico y nadie les negaría su aportación al Punk y al todavía futurista Grunge, lo cierto es que se ganaron una reputación indiscutible, una fama increíble y un recuerdo de que la rebeldía es naturaleza del Rock.

Y a propósito de discos debutantes del '68, los Blue Cheer empezaron su carrera discográfica con esta grabación que inicia con la inmensa reelaboración de la clásica del genial Eddie Cochran, "Summertime Blues" y para muchos que en esa época los escuchamos, creíamos que era su canción, fue el pasaporte para ser reconocidos en todo el mundo, pero eso no era todo, el disco amplió las percepciones, equilibró a las corrientes, endureció al Rock y se convirtió en un clásico inmediatamente.

Los Blue Cheer  lanzaron en el mismo año "Outsideinside", la misma fórmula pero más refinada, menos elemental y considerado como uno de los grandes discos de la Historia, después no igualaron a este par de pedazos de discazos inigualables, pero con eso fue suficiente para pasar a la inmortalidad.




Publicar un comentario