lunes, 14 de febrero de 2011

ROCK MEXICANO. Chac Mool.




CHAC MOOL.
"Sueños de Metal".
1981.



Para principios de los ochentas, el panorama había cambiado sustancialmente en el rock mexicano, los heróicos rockers "preavandáricos", incomprendidos y marginados, por una sociedad ultraconservadora y los "post-avandáricos" aún más heróicos, marginados, incomprendidos y reprimidos, ya eran historia o leyenda (como la canción de Le Orme) y ya había roqueros que ejercían la profesión con sentida dignidad, como sus padres y abuelos, pero sin el sentimiento de mártires de aquellos.

Los roqueros jóvenes en los setentas, ya estaban trabajando en las disqueras grandes y se encargaban de producir discos como este y eso tenía la ventaja de una producción hecha por gente conectada con el rock, conocedora del rock y amante del rock, tal era el caso de José Xavier Návar y Paco Rosas, quienes contaban además con el respaldo de Polygram, transnacional del disco que podía poner a su disposición todos los recursos necesarios para hacer una grabación totalmente profesional, sin el aire romántico de "lo hicimos como pudimos", pero con una indiscutible mejor calidad.


Haz click en la imagen para ampliarla.


Y para cerrar el triángulo, estaba el factor principal, una banda sólida, con sus conceptos muy claros, excelentes instrumentistas y compositores correctos que sin descubrir el hilo negro ni pretender ser los campeones de la experimentación hacían un rock en la línea del "progresivo", como se entendía en esos tiempos, influencias del rock italiano, de grupos ingleses como King Crimson y Yes, del "kraut" y su tendencia a la electrónica y hasta de Jethro Tull, cuando Jorge Reyes, sin duda el más talentoso de la banda hacía sus solos de flauta.

Además de Reyes, desaparecido recientemente y muy extrañado, estaban en la banda de músicos que ya habían tocado en otras agrupaciones, Carlos Alvarado, aficionado a la música electrónica y el "progresivo" en general, tocando todo tipo de teclados; Armando Suárez, en bajo y mandolina; Mauricio Bieletto como cantante, sin cualidades extraordinarias pero sí, suficientes; Carlos Castro en percusiones varias; un grupo de coristas y una orquesta de cuerdas, es decir, lo necesario para hacer un disco de rock progresivo con calidad mundial.


El compositor principal era Jorge Reyes, pero había un intento por hacer creación colectiva con la participación de Suárez como coautor, destacan "Kandahar" y "Sombras de la Noche", por ser piezas largas que permiten el desarrollo más claro de un concepto, la exhibición de las cualidades técnicas y emotivas de los músicos y la creación de ambientes, requisito idispensable del rock progresivo en la época. La lista de canciones que componen el álbum es:

Paranoia.
(J. Reyes / A. Suárez).
Kandahar.
(J. Reyes / A. Suárez / C. Castro.)
Brillo de luna.
(J. Reyes ).
Que buena razón.
(J. Reyes).
Libertad.
A. Suárez.
Sombras de la noche.
J. Reyes.)


Aquí se descarga el disco.




.
Publicar un comentario