miércoles, 13 de julio de 2011

LOS DISCOS DEL '71. The Yes Album.



YES.
"The Yes Album"
1971.



A mediados de 1970, los integrantes de Yes, estaban siendo presionados por la disquera Atlantic, para entregar su nuevo álbum, con la órden disfrazada de sugerencia de que dicho disco debería contener un potencial hit, así que se enclaustraron en una granja, viejo truco de las bandas de rock presionadas o en crisis, para dedicarse en cuerpo y alma, sin distracciones a trabajar exhaustivamente su nueva obra.

Además de los instrumentos, llevaban a su más reciente y flamante adquisición, el guitarrista Steve Howe, sustituyendo a Peter Banks, considerado el lado flaco de la banda y con Howe, esperaban un canbio cualitativo importante en el sonido global. no está de más decir que las expectativas sobre Steve se cumplieron con creces y se quedó con el puesto titular para siempre.

El trabajo de tiempo completo, colectivo e interactivo les permitió experimentar con nuevos sonidos: la voz de Anderson se nota más suelta que en grabaciones anteriores y enfrenta retos más difíciles de los que sale más que airoso; Tony Kaye logró texturas de fondo con su órgano, que aunque no estén en el primer plano, son un soporte fundamental del nuevo sonido que estaba logrando la banda; el virtuosísmo de Howe con la guitarra acústica (The Clap) y la fuerza de sus riffs, junto con la hiriente sonoridad de sus "solos", cambiaron el rumbo de la música del quinteto y el bajo de Chris Squire produciendo verdaderos truenos le dieron un "volúmen" extraordinario a la obra en general.



En Julio de 1970 hicieron una presentación en vivo para mostrar su nuevo material próximo a salir en disco y la respuesta favorable fue unánime entre público y crítica, el deslumbrante despliegue de sonoridades nuevas y recursos rítmicos, melódicos y armónicos surtió su efecto, después se fueron al estudio con el productor Eddie Offord quien pulió el sonido, lo abrillantó y enriqueció con nuevas ideas y dicen que fue allí donde parieron a su obra maestra del álbum "Starship Trooper", con Aderson cantando como ángel en remansos de formato acústico en contraste con tormentas eléctricas furiosas, cambios de ritmo y "paisajes" coloridos en una gran suite que es una de sus obras más importantes.

Pero también hay otras piezas de hechura sobresaliente, a mí me gustan especialmente "Yours is no Disgrace" y "I've Seen All Good People" dos piezas redondas y sin desperdicio alguno, con sentido siempre bien definido, entrada, desarrollo y culminación sin sobresaltos molestos o brincos sin sentido, éste disco de Yes tiene la importancia histórica de significar el cambio de rumbo de la banda de un rock muy cargado a la sicodelia a otro instalado en lo progresivo; también es importante porque con él inició la verdadera obra trascendente de la mítica banda inglesa que marcó un rumbo que habrían de seguir muchos.

Aquí se puede descargar el disco.











.
Publicar un comentario