miércoles, 22 de febrero de 2012

LOS DISCOS DE 1972. Feedback.




SPIRIT.
"Feedback".
1972.





Los Red Roosters, eran una banda del montón en Los Angeles, entre un cúmulo de grupos filosicodélicos que pugnaban por sobresalir, muchos de ese montón nunca salieron, hace falta tener algo fuera de lo común para sobrevivir y ellos lo tenían, a su joven, casi niño, guitarrista Randy California y a su cantante y compositor Jay Ferguson y como la vida siempre está expuesta al azar, un día la madre de Randy le presentó a su nuevo novio, un baterista del ambiente del Jazz que decía haber tocado con Julian Adderley, Gerry Mulligan e incluso el inmenso Mr. Monk.

Ed Cassidy, un cuarentón como veinte años mayor que Randy y amigos, recicló su carrera formando la banda que habría de hacerse célebre con el nombre de Spirit, incorporando a John Locke, un tecladista versátil y elegante, el quinteto se completaba con Mark Andes, el bajista de los roosters .

Con la extraordinaria forma de tocar de Randy, alabada por El mismísimo Jimi Hendrix y tan injustamente relegada por la historia y las crónicas; la intuición de Ferguson para componer canciones fuera de serie; las importantes aportaciones de Locke en los teclados y el liderazgo de Cassidy, más el siempre eficiente bajo de Andes, grabaron, entre 1968 y 1970 cuatro álbums, todos históricos, todos incluidos en una u otra ocasión entre los mejores de la historia roquera, terminado el último de la tetralogía que para muchos es la gran obra maestra de Spirit, "Twelve dreams of Dr, Sardonicus", la banda prácticamente se desintegró, Ferguson y Andes formaron Jo Jo Gun, y Randy inició carrera de solista, Cassidy quien necesitaba de la banda, reclutó a nuevos integrantes y conservó a Locke, con este nuevo Espíritu, grabó el quinto disco y es el que aquí se comenta.

Por esa razón, "Feedback" desconcierta, provoca desconfianza y lleva fácilmente al prejuicio, pero sin embargo no es un disco prescindible, no tiene el sello de Randy California, pero tiene a un Locke sublimado, no suena al Spirit con inumerables pasajes jazzísticos, sicodélicos y progresivos, pero presenta un rock sólido, experimentado, con mucho oficio y en algunos momentos extraordinario, que no desmerece estar firmado por Spirit.


Publicar un comentario