martes, 19 de agosto de 2014

LOS DISCOS DE 1967. Surrealistic Pillow.



JEFFERSON AIRPLANE
"Surrealistic Pillow"
1967



"Surrealistic Pillow", segundo disco de estudio de Jefferson Airplane, es el más emblemático de la banda sanfranciscana, grabado y publicado en 1967, llegó en el momento adecuado y al lugar correcto: el momento más alto del movimiento hippie y en voz de una de las bandas más representativas de la música hippie.

Antes de grabar el disco, el aeroplano cambió de baterista y de cantante principal, llegó como percusionista Spencer Dryden y para cantar y tocar varios instrumentos, además de componer las dos piezas que más sobresalieron del disco, Grace Slick quien se convirtió desde ese momento en la figura con la que se identificaba al grupo.

Los Jefferson habían estado destacando dentro del movimiento flower power y ya eran uno de los grupos más identificados con él, y por lo tanto eran de los creadores del género, en esta segundo disco lo refinaron y llevaron a su máxima evolución al grado de que para muchos críticos, historiadores y cronistas, es "el disco de la sicodelia", el que mejor sintetiza las características estéticas, ideológicas e históricas de la música sicodélica, el Rock ácido y el sonido Costa Oeste, nombres distintos que se le dieron a distintos matices de este movimiento contracultural de finales de los años sesentas del siglo pasado.

También tiene el honor de ser considerado "el disco del Verano del Amor" algo así como su banda sonora, no sólo por su vigencia en el momento, sino porque toda la música y lírica del disco son el retrato más vivo de dicho suceso, hay muchos discos identificados con el movimiento hippie, con la cultura sicodélica, con el rock ácido y con el más amplio "sonido Costa Oeste", pero ninguno tan ligado en el imaginario colectivo como este.

En la grabación participó activamente Jerry García, como productor, y músico de sesión e incluso como compositor, según sus afirmaciones, aunque en el disco no se le da ese crédito y siempre ha habido un halo de misterio en torno a su participación que parece innegable y que le da una plusvalía  a la obra por ser García uno de los grandes íconos del movimiento.

Somebody to love y White Rabbit llegaron a los primeros lugares de las listas de popularidad y son desde entonces las canciones con las que más se identifica a Jefferson Airplane además de las que revelaron a la divina Grace como compositora respetable de canciones.

Los miembros de la banda en el momento de la grabación, fueron la alineación más destacada y consistente  de su historia y estaba conformada así:

  • Marty Balin: voz, guitarra y diseño del álbum.
  • Jack Cassady: bajo y guitarra rítmica.
  • Spencer Dryden: batería y percusiones.
  • Paul Kantner: guitarra y voz.
  • Jorma Kaukonen: guitarra líder y voz
  • Grace Slick: voz, piano, órgano y flauta.




Publicar un comentario