sábado, 28 de mayo de 2011

LOS DISCOS DEL '71. Blue.



JONI MITCHELL. "Blue".

1971.




Roberta Joan Anderson se llamaba cuando de morrita, le pusieron nombre sus padres, más tarde, estuvo casada con un sujeto de apellido Mitchell y ya saben como son las norteamericanas, incluidas las canadienses (Joni lo es), que renuncian a su apellido y se ponen el del marido, por muy intelectuales que sean, por muy feministas que sean y por muy libertarias que sean, pero el caso es que terminó siendo conocida por el mundo como Joni Mitchell.

Nació en Alberta, Canadá, hace 66 años y empezó a cantar en Toronto, alternando la composición e interpretación de canciones con la que ella misma considera su primera vocación, la pintura, y a mediados de los sesentas se instaló en Nueva York, capital cultural de Norteamérica, pensando: la pego de cantante o la pego de pintora, pero de que la pego, la pego y empezó a llamar la atención por sus extrañas canciones, con letras fuera de lo común, poéticas e imaginativas; por su forma de tocar la guitarra que hizo escuela entre los músicos de country y folk; y por su voz con una gran amplitud de registro y nitidez.




Estas características de su música, la hicieron popular y muchos cantantes country y del floreciente folk, se hicieron sus intérpretes, en un fenómeno harto parecido al provocado por Dylan, desde entonces y hasta la fecha, Joni Mitchell se convirtió en una de las más grandes leyendas de la música popular norteamericana y universal, con varias decenas de grabaciones y muchas canciones convertidas en clásicas por ella o por sus intérpretes.

Este
es su cuarto disco, aparecido en 1971, año inspirado y grandioso para el rock y géneros próximos y sucedía a dos grabaciones que fueron todo un acontecimiento: Clouds y Ladies of the Canyon, dos discos de culto que aparecían como insuperables, esa es la posible razón para que "Blue" no despertara tanto entusiasmo y sólo fuera reconocido varias décadas después, con la perspectiva del tiempo, "Blue" ha estado creciendo, es uno de esos discos que cada vez que se escuchan gustan más, aparentemente nada especial, las canciones típicas de Joni, sus arreglo acostumbrados y sus letras deslumbrantes, pero detrás de esta primera impresión, está una Joni de una melodiosidad y dulzura mayores, suelta y libre y más bien no se como explicar lo que me hace sentir este disco y toda la palabrería anterior no es más que una muy lejana aproximación, mejor descarga el disco, luego hazme el favor de comunicarme tu impresión, te lo voy a agradecer lector conocedor.

Aquí se descarga el disco.











.
Publicar un comentario