martes, 7 de junio de 2011

LOS DISCOS DEL '71. Islands.


KING CRIMSON.

"Islands".
1971.



En 1971 King Crimson, estaba editando su cuarto disco, precedido por tres auténticas joyas y la gente se preguntaba ¿nunca se les va a acabar la imaginación, la creatividad y la genialidad a éstos cuates? y todo parecía indicar que había Crimson para rato.

Como todo mundo sabe, el personal de base de esta banda legendaria es escaso y el único de planta es Robert Fripp, con relación a su disco anterior, sólo estaban él y Mel Collins, había nuevos músicos y los invitados de siempre que en este caso eran casi los mismos que en "Lizard", su disco anterior, la formación completa de la banda en esta grabación fuera de serie fue:

Robert Fripp – Guitarra, melotrón
Peter Sinfield - Letras y diseño gráfico
Boz Burrell – Bajo y voz
Mel Collins – Saxofón y flauta
Ian Wallace – Batería

Músicos adicionales

Paulina Lucas – Voz de soprano
Keith Tippett – Piano
Robin Miller – Oboe
Marc Charig – Corneta
Harry Miller – Contrabajo

La estructura del álbum está definida por dos piezas largas y cinco de formato medio, las largas, son la entrada y la coda con la dificultad que conllevan estas piezas que requieren de una coherencia y un rumbo, Fripp y las letras de Sinfield las resuelven de maravilla, en la entrada hay un inicio de cuerdas cavernosas que contrastan con una flauta inquieta que está presente en todo el pasaje, incluso cuando entra la voz para hacer puente entre esta primera parte que anuncia la entrada del bajo rector de la pieza y el recordatorio de que este es un disco de rock, hay alternancia entre los pasajes cuasi sinfónicos y los roqueros en un crescendo en donde cada regreso a las cuerdas y la flauta o al rock van subiendo de intensidad.



Hay también un solo de sax excepcional de Collins en medio de un ambiente creado por sonidos extraños de procedencia electrónica como final de la pieza y por parte de la coda, es una cátedra magistral de como hacer rock sinfónico, el subgénero que tanto auge tuvo en los setentas y tantas buenas obras dejó ¡qué bella pieza es "Islands"! con sus pianos tocados por el jefe Tippett; sus coros, sus instrumentos de aliento, sus cuerdas finas y elegantes y su final caótico como el Universo mismo. mención aparte merece que, este fue el último de los álbums de Crimson que contó con las letras extraordinarias de Peter Sinfield y de algún modo fue, la última obra maestra de King Crimson.

Hay quienes dicen que éste es un disco que tiene mucho de jazz, por sus solos de alientos, en especial los de sax, pero la verdad es que es un disco con una gran personalidad y esa presencia imponente tiene que ver con que es un disco sin swing como en el jazz, aquí los tiempos están marcados con gran fuerza y el ritmo no se mece, sólo por eso se escapa del jazz para ser un discazo de rock progresivo, como pocos se han hecho en la vida.


Aquí se puede descargar el disco.





.
Publicar un comentario