lunes, 22 de agosto de 2011

LOS DISCOS DEL '71. Tupelo Honey.



VAN MORRISON.
"Tupelo Honey"
1971.



George Ivan Morrison, creció escuchando jazz, country y blues, en los discos que su papá llevaba a Dublín, ciudad natal de Van Morrison, nombre con el que lo conoce la historia, el progenitor del icono irlandeés del rock, el soul, el R&B y otras manifestaciones de la música negra norteamericana, viajaba a Estados Unidos y regresaba con bellos trofeos que alimentaban su pasión por la música.

Y como suele suceder, el hijo heredó la pasión paterna y la llevó más allá que su antecesor, dedicándose desde muy joven a la música. En la película "The Commitments" de Alan Parker (sí, el director de "Pink Floyd the Wall" y "Fame"), el protagonista Jimmy Rabbitte, forma una banda de soul en Dublín y tras una serie de peripecias y contrariedades consigue armar su grupo musical, para empezar el entrenamiento, les pone un video de James Brown y les explica que ese es su ideal de música que quiere tocar, sus recién reclutados compañeros le preguntan ¿qué tenemos que ver nosotros con eso? y él contesta: los irlandeses somos los negros de Europa, los dublineses somos los negros de Irlanda y los de éste barrio, somos los negros de Dublín.



Ésta historia, podría ser la de Van Morrison, un apasionado de la mencionada música, quien desde los doce años empezó su aprendizaje musical que lo llevó a tocar guitarra, sax y piano, hasta que en 1964 tuvo a su primer grupo exitoso "Them" con grabaciones clásicas como "Gloria" "Here comes the night" o "Baby please don't go", en '67, inició carrera de solista en 1967 y Tupelo fué su quinto disco como Van Morrison.



Para la mayoría de los críticos, no alcanza la altura de "Astral Weeks", su obra maestra ni la elegancia, emoción y formas exquisitas de "Moondance", pero mantiene el nivel de calidad sobresaliente que hay en todos los discos del cantante blanco que canta la música negra de forma insuperable, con perdón de Burdon y Cocker (también británicos, por cierto), en Tupelo, como en toda la obra de Van Morrison hay piezas de excelente construcción, instrumentistas con gran oficio y amor a la música que hacen y la voz conmovedora del dublinés que se codea con los grandes jefes de piel oscura del blues y el soul, tal vez el único blanco con características similares a las de el, sea ese otro maestro blanco del blues llamado Dr John.


Aquí se descarga el disco.








.
Publicar un comentario