lunes, 9 de julio de 2012

Los Discos de 1970. James Taylor.




JAMES TAYLOR.
"Sweet Baby James".
1970.





Un repaso panorámico y bastante esquemático de la evolución del Rock pondría al principio lo que se puede llamar la "etapa Pop del Rock", cuando la música se hacía con un destinatario claro, los teenagers; era una mercancía que si no se vendía, perdía su razón de ser; y tenía un formato muy definido que no cambiaba,: música sencilla, ritmo excitante, letras sosas y temática casi exclusivamente adolescente. A partir de la segunda mitad de los sesentas, con la eclosión del Rock británico, se inició la transformación ininterrumpida hasta ahora del género juvenil y la década de los setentas fue la más prolífica en la aparición de subgéneros o formas de hacer Rock: la sicodelia, el progresivo, el hard rock, el punk, el rock sinfónico, y no recuerdo pero seguro hay más, entre todos estos planteamientos, también se dió un movimiento de trovadores, o juglares, o cantautores o como se les quiera llamar a los artistas solitarios que interpretaban sus propias canciones, casi siempre con pocos instrumentos, arreglos sencillos y letras de alta calidad y temática intimista o social. 

Entre estos cantores están: Leonard Cohen, Jackson Browne, Donovan, el propio Dylan y James Taylor, entre otros, éste último, nació en Boston, su padre era médico y catedrático universitario, su madre, cantante de ópera y por esta influencia, los cinco hermanos Taylor, se dedicaron a la música, ninguno con el éxito de James, pero todos hicieron su lucha por destacar, de muy joven estudió cello y guitarra, formó varias bandas sin trascendencia y después de una depresión aguda que lo tuvo hospitalizado, fue a Inglaterra a buscar una disquera que le grabara su disco debut, allí conoció a Peter Asher, el Peter del dúo Peter and Gordon, que consiguió gran éxito con la canción de Lennon y McCartney "A World Without Love", Asher consiguió que Apple grabara el disco debut de Taylor que él mismo produjo.

El disco que es excelente, pasó desapercibido, pero le sirvió para que de regreso a Estados Unidos, consiguiera contrato para grabar su segundo álbum "Sweet Baby James" en Warner Brothers, mismo que fue uno de los más exitosos de 1970, estuvo en el el top ten, la mayor parte del año, además de que "Fire and Rain", llegó al puesto 3 de la famosa lista, también hizo que Taylor se volviera muy popular, apareciera en portadas de revistas y por si fuera poco, en la grabación conoció a la legendaria Carole King, quien fue su apoyo incondicional a partir de entonces.

Pero el hecho de que "Sweet Baby James" haya sido un disco sumamente comercial, no lo hace carente de valores artísticos, al contrario tiene muchos y notables: las letras de Taylor, sencillas y directas, pero no carentes de un aire poético, los temas que van de las reflexiones intimistas a los paisajes bucólicos de su patria y la música que como en el caso de otros trovadores tiene como base el folk, pero que James adereza con su concepto muy original del Blues, sí, el álbum es esencialmente de folk pero también esta permeado absolutamente por la música del alma.





















Publicar un comentario