martes, 17 de julio de 2012

Los Discos de 1970. Van Morrison.




VAN MORRISON
"Moondance"
1970




George Ivan Morrison creció escuchando Jazz, blues y música country, que su padre coleccionaba y traía de sus viajes a la Unión Americana y a los doce años tuvo su primera guitarra, luego tomó clases de sax y de piano, aprendió a tocar la armónica y lo que más lo distingue, aprendió a cantar con el estilo de la música afroamericana.

Fundó varias bandas de skiffle antes de la que lo hizo famoso Them, que ya sorprendía por el dominio que tenían sobre todos los géneros de la música negra y por la voz de su cantante, empapada de blues y soul, considerando que eran irlandeses y ni siquiera norteamericanos blancos (aunque hay que recordar la famosa frase del film "The Commitments", cuando Jimmy Rabbitte les dice a los miembros de su banda que pretende ser una banda de soul, "los irlandeses somos los negros de Europa").

Con Them obtuvo varios hits mundiales, uno de ellos inmortal y clásico "Gloria", muchas veces grabado por diversos artistas, terminado el ciclo con esa banda, Van Morrison se dedicó a hacer discos como solista y su debut fue extraordinario, se llama "Astral Weeks" y es considerado como uno de los discos más importantes de la historia del rock, de modo que un inicio tan prometedor, requería de continuidad, la fórmula Van Morrison, se la ha dado por varias décadas.

Su segundo disco salió al mercado en 1970 y se llama "Moondance" como una de las piezas que con el tiempo se volvió clásica y la cantan y han grabado varios cantantes, especialmente del mundo del Jazz y es como su antecesor y casi toda la obra de Van Morrison, una fina mezcla de Blues, Soul y Jazz, con la voz negra más espectacular del rock inglés, músicos más que competentes y las piezas de la autoría total de "Van the Man", como lo llaman sus seguidores más fieles.

Pero ¿qué tienen de especial las piezas musicales de este artista? que están profundamente enraizadas en la música afroamericana, que para Van, la música negra es la música negra sin distingos y en todas sus piezas están todos los géneros, mezclados con maestría y naturalidad, pero además la mezcla se condimenta con finos toques de folk celta y toda la tradición musical europea, produciendo un resultado siempre atractivo, pero además de gran calidad.

En la actualidad Van Morrison es un icono de la música en el mundo entero, con reconocimientos institucionales y de muchos músicos que se han inspirado en él y sigue grabando sus discos, a veces más cargados a la música negra y otras hacia el folclor de su sufrida tierra, pero siempre con maestría y su voz del alma que parece será eterna.












Publicar un comentario