martes, 11 de enero de 2011

ROCK MEXICANO. Toncho Pilatos.


TONCHO PILATOS.
1973.



"Toncho", o sea, Alfonso Guerrero Sánchez era un músico nato, de esos que tocan instrumentos musicales como usar la cuchara o el vaso y desde muy chavo, se encontró con el rock y como muchos jóvenes en todo el mundo, se apasionó con esta novedosa manifestación contracultural, en su natal Guadalajara, la tierra donde nació el mariachi, le fue fácil ser integrado en varios grupos de rock de los primeros que hubo en "la Perla Tapatía"

Los Gatos, La Noche y Renacimiento fueron los grupos en que estuvo "Toncho" antes de formar la banda que lo hizo famoso en su ciudad (donde es una leyenda), en el país e incluso fuera de él, gracias a que su primer álbum (el que aquí presentamos) fue grabado por Polydor en su prestigiosa serie "Rock Power" que contaba con un catálogo de lujo con los grandes grupos de rock ingleses y gringos del momento.

Todas las canciones son de la autoría de Alfonso, los arreglos y la ejecución de varios instrumentos también son aportación suya, pero es importante decir que el sound y el concepto general que presentaba el disco eran obra del mismo "Toncho", sin embargo sería injusto decir que es un disco de un sólo idividuo, puesto que para que ese concepto fuera una realidad, se necesitaba a los músicos que ejecutaran las ideas de Guerrero, los participantes en la grabación y primera formación de la banda fueron:

Alfonso "Toncho" Guerrero: Voz, armónica, flauta, violín y guitarra.
Rigoberto "Rigo" Guerrero: Guitarra.

Miguel "El Pastel" Robledo: Bajo.

Raúl "El Güero" Briseño: Batería.

Alberto "Beto" López: Teclados.



Haz click en la imagen para ampliarla.

Toncho estaba al tanto del rock más creativo y novedoso que se hacía en el mundo y su disco debut, era en escencia un disco de rock ácido, con toques de blues y hasta jazz, como se estilaba entonces, pero a propósito o no, está presente en forma notable la influencia de la música folclórica mexicana y en especial la tapatía (de Guadalajara), hay sobre todo, gran inspiración para construir estructuras sonoras formadas por ritmos y géneros distintos, la dotación instrumental y la forma de distribuirla a lo largo del disco es notable y el lado débil del disco es como también era costumbre, las letras, sin idea poética, pretenciosas y por si fuera poco, mal apreciadas, porque la grabación es deficiente en esa parte y la voz cantante se escucha alejada, como ocultándose.

Pero a pesar de todo, "Toncho Pilatos", es considerado uno de los grandes discos del rock mexicano, porque logró la internacionalización cuando ningún grupo podía ni soñarla, porque con el tiempo se ha ravalorado, no sólo desde el punto de vista estético, sino también cultural y porque nació con esa aura que no todos tienen y que hace a los artista y sus obras inmortales.


Publicar un comentario