martes, 20 de septiembre de 2011

MÚSICA MEXICANA CONTEMPORÁNEA. Jeanette y Eblen Macari.


JEANETTE Y EBLEN MACARI.
"Aires". 
2000.

 

Los hermanos Macari están en la música desde niños, en los setentas hacían música juntos, se sentían atraídos por muchos tipos de sonoridades planetarias: música árabe, brasileña, renacentista, jarocha y en general de todo el folclor mexicano y latinoamericano, pero además tenían un espíritu vanguardista que los llevaba a darles a éstas que hoy se llaman "músicas del mundo", diversos tratamientos.

Jeanette se inclinó por el canto y estudió ésta disciplina en el Conservatorio Nacional de México y actuación en Londres, combinando las dos disciplinas en los espectáculos que ella misma imagina, produce y presenta, mientras que Eblen se interesó en el estudio de la guitarra, en los ochentas grabó una serie de discos en los que tocaba éste instrumento, explorando sus sonoridades con tratamientos electrónicos y se integró al grupo de músicos inclasificables que hacían la música underground mexicana de esos tiempos.



Sus caminos se separaron por mucho tiempo y de acuerdo con las notas del disco, "se debían" uno al otro éste disco que pudieron grabar hasta que empezó el siglo presente, tomaron canciones folclóricas mexicanas, canciones del siglo XVI de influencia morisca, música sefardita, composiciones de Eblen, una que otra del folk latinoamaricano (Violeta Parra fue la elegida) y hasta musicalizaron poesía del XVI.

La voz de Jeanette, educada en el bel canto y los acompañamientos guitarrísticos de Eblen, a veces "al natural", a veces procesados, crearon un sonido contemporáneo y al mismo tiempo antiguo, porque las estructuras y estilos conservan su esencia, una fórmula muy usada en las fusiones numerosas de la actual música globalizada, los Macari ya lo hacían hace varias décadas en distintos espectáculos, la mayoría de ésas fusiones no tienen imaginación, las que hacen los Macari sí la tienen, hay creatividad en los covers, que no son otra cosa, de la música tradicional rescatada y hay mucha calidad en los dos intérpretes, la una con la voz, el otro con sus arreglos y ejecución de guitarra.



Publicar un comentario