lunes, 21 de noviembre de 2011

ROCK ARGENTINO. La, la, la.


SPINETTA Y PÁEZ.
"La, la, la".
1986.



El encuentro para grabar un disco de dos de los más talentosos compositores del rock argentino, Spinetta y Fito Páez, devino en un clásico que veinticinco años después, sigue escuchándose y las piezas que lo conforman son todavía, parte de los repertorios de sus autores en las presentaciones en vivo.

Cuando conocí este disco, poco sabía de la obra de Páez y de Spinetta, había escuchado "Ciudad de pobres corazones" de Fito y algo de Spinetta Jade (el entrañable "Bajo Belgrano"), no estaba familiarizado con la obra de ninguno de los dos, pero dos nombres conocidos y de los que había escuchado algo, resultaba una combinación atractiva.

El disco me impresionó desde el principio por su aire oscuro, introspectivo y surrealista que sonaba en total coherencia, no parecía para nada una mezcla forzada, ni una lucha de egos, ni dos discos distintos en el mismo pedazo de vinilo, inclusive me era difícil distinguir las voces de cada uno y ni de broma sabía a primera oída quién era el autor de cada pieza.


Con el tiempo y el conocimiento de la obra de uno y otro, empecé a distinguir las canciones de Páez y por eliminación, las del "Flaco", pero seguía pareciéndome sorprendente, cómo la mezcla resultaba sin fisuras, una obra única con sus diversos pasajes, hoy llego a la conclusión de que dos factores no visibles hicieron el milagro: el extraordinario momento creativo que vivían los dos artistas, que tienen vastas obras ambos, pero aún a la distancia de un cuarto de siglo, en "La. la. la ¡están varias de sus mejores e inmejorables canciones! y un álbum con buenas canciones de principio a fin, siempre sonará coherente y brillante.

El segundo factor, está en los arreglos que uniformaron la producción, pero sobre todo los de cuerdas que hizo Carlos Franzetti y que le dan su sello al disco, ese sello oscuro y desolado, muy ad hoc con los textos, tal vez esos arreglos alejen al álbum de los límites del "rock", pero eso es lo de menos, es una obra maestra de dos hombres dedicados e inclinados al rock, pero abiertos de mente y creatividad, en un momento clave de sus carreras, uno de esos momentos que producen grandes obras o las producen, no hay elección.

Originalmente, "La, la, la" era un álbum doble, ya en la era del CD, se reeditó en éste formato, pero con una grave omisión, trataron de meter los dos LP en un sólo CD y faltan tres piezas, dos instrumentales y la que, según su servidor, es la segunda mejor canción del disco, "Hay otra canción", (la primera es la bella y genial "Parte del aire"), por fortuna en los "videos" incluidos, la encontré, disfrúten estas muestras del memorable "La, la, la".






 






 











Publicar un comentario