viernes, 5 de julio de 2013

LOS DISCOS DE 1969. Blind Faith.




BLIND FAITH
"BLIND FAITH"
1969




Blind Faith es considerado el primer supergrupo de la historia del rock, ganándole por algunos meses a la formación de Humble Pìe, el rock británico había crecido tanto que ya había superstars y cientos de bandas de donde salían músicos al por mayor y las primeras bandas, aquellas de la "ola inglesa" estaban desapareciendo, liberando a músicos de probada capacidad, experiencia y renombre, de allí la denominación de supergrupo que luego alguien cambiaría a all stars.

Cream, la excepcional banda pionera del rock sicodélico británico, terminó su ciclo y liberó a Eric Clapton, para muchos el mejor guitarra de todo el Reino Unido y a Ginger Baker, que era sin duda el mejor baterista del rock en toda la Gran Bretaña, y por más que le pienso, no localizo a ningún "gringo" que le pudiera hacer sombra, así que me atrevería a decir que de todo el mundo. 

Con ellos dos la banda ya prometía pero también se unió el niño genio del rock inglés, tecladista, compositor, cantante excepcional y a sus veinte años, ya un superstar del rock, con un currículum que incluía, su participación estelar en el grupo de Spencer Davis y en Traffic, para completar la alineación de supermúsicos, llamaron a Rick Grech, bajista y violinista que dejó a Family, otro grupo histórico del rock británico.

Blind Faith, el unico àlbum de estudio que grabó el supergrupo, llegó a la parte alta de las listas en ambos lados del Atlántico en su primera semana de estar en venta, porque la expectación que creó la prensa sobre la formación de este "super cream" surtió su efecto, antes de que el disco saliera a la venta, Blind Faith dió un concierto gratuito en Hyde Park, uno de los parques más famosos de Londres y ya se podía ver lo que había que esparar de la Fé Ciega.

El álbum, expectativas o trucos publicitarios aparte, es una joya del arte roquero, con tres composiciones de Winwood, de excelente factura, cantadas con la voz "soul" que poseía Steve, infinitamente superior a la de Jack Bruce en Cream, la guitarra más blusera de Clapton pero con los aún frecuentes toques sicodélicos herencia de Cream, la maestría de Baker, dirigiendo el rumbo de las canciones, dándoles o restándoles intensidad, enmarcándolas,  y dotándolas de volumen y personalidad.

El papel de Grech por discreto, no fue menos importante, con el bajo, con el "solo" de violín en "Sea of Joy" y con los coros que aportó, el resto del repertorio se compone de una pieza de Buddy Holy, otra de Clapton y la final que es obra de Ginger Baker, con unos "solos" magistrales de Winwood alternados con otros de Eric "Dios" Clapton. y por supuesto, del propio Baker.

Por si no lo sabías, querido lector(a), este es uno de los discos más importantes de la historia del rock, una obra maestra de ese género musical, recomendable para todo público, de cualquier edad como un testimonio histórico y como una grabación extraordinaria. Y para acrecentar el aura mítica del disco, la portada hizo su humilde aportación, con la bella foto de una casi niña, puberta con el pecho desnudo y un avión de plata, que fue censurada porque según algún censor, el avioncito era un símbolo fálico y la niña, desnuda era una falta al pudor.

Tal fue el escándalo que en Estados Unidos apareció con otra portada y según recuerdo, aquí en México salió con la foto de la banda que originalmente era la contraportada y en la contra, venían las letras de las canciones, detalle que su servidor agradeció infinitamente.


Publicar un comentario