miércoles, 17 de julio de 2013

LOS DISCOS DE 1969. A Salty Dog..




PROCOL HARUM
A SALTY DOG
1969






Portada del EP. "Una pálida sombra"

Conocí a Procol Harum entre 1967 y 68, es decir, cuiando A whiter shade of pale, era un éxito mundial, el disco se había editado en muchos países y la canción se programaba en el radio muchas veces al día, en México, sólo apareció el EP, con el nombre de "Una Pálida Sombra", que fue como se le conoció en el medio radiofónico mexicano.

Portada del CD doble.
Por muchos años consideré a Procol Harum, como uno de esos grupos de un solo éxito, aunque sabía que contaba con una discografía amplia, hasta que leí el libro de José Agustín "Los Grandes Discos del Rock" y me encontré con que el reconocido autor, incluía a esta banda entre los grandes, pero no con "Procol Harum" su primer disco, sino con el segundo "Shine on brightly" y cuando encontré una edición en CD que incluía a los dos álbums primeros de la banda, no dudé en que debía adquirirlo.Y entonces descubrí a un grupo portentoso de músicos, encabezado por Gary Brooker, excelente cantante y buen pianista; Mathew Fisher, el organista que asombraba al mundo con su virtuosísmo (la introducción de "A whiter... es la prueba fehaciente); Robin Trower, el guitarra líder que imprimía el toque roquero a la música fina y compleja del grupo; B.J. Wilson, el baterista que llevaba el y los ritmos de las intrincadas piezas y un miembro con todos los derechos que era Keith Reid, quien no tocaba ni cantaba nada, pero era el autor de las letras, el pie del que cojeaban el 80% de las bandas, Reid era un poeta que proveía a la música del grupo del complemento adecuado, el bajo fue el instrumento que no tuvo un dueño permanente y estuvo en manos de varios ejecutantes.






Y ya entrados en materia, me dí a la tarea de conseguir el tercer disco de esta banda histórica, el que se llama "A Salty Dog" y si su antecesor me parecía una joya del género rocanrolero, este me pareció la confirmación de que Procol Harum fue un grupo fuera de serie, poco reconocido que sin problemas debería estar al lado de Deep Purple, Pink Floyd, Zappelin y todos los grupos que la historia reconoce como los creadores y revolucionadores del rock.

En "A Salty..." se amalgaman todas las influencias de sus autores: el rock, el blues, el jazz y la música sinfónica sin forzarlas, gracias al talento de estos músicos y si bien, en los tres discos el centro de la atención está en la voz de Brookeren los dos primeros el instrumento solista por excelencia es el órgano de Fisher, pero en este, lo que más destaca, después de la voz de Reid es la guitarra de Robin Trower convertido en un gigante del instrumento con solos grandiosos y firmes riffs que dotan de enorme energía a las piezas, hay algunas que como "Boredom" anticipan a otros discos famosos (In the land of grey and pink de Caravan), pero en general los recursos desplegados en este álbum marcaron senda para otros grupos y otros discos inmortalesy como resulta muy difícil escribir lo que se debe escuchar, los "videos" anexados son más que suficientes para conocer a esta obra.
















Publicar un comentario