martes, 16 de julio de 2013

LOS DISCOS DE 1969. Happy trails.




QUICKSILVER MESSENGER SERVICE
HAPPY TRAILS
1969





El Sonido Costa Oeste, nombre que se le dió al conjunto de invenciones sónicas que produjeron varios grupos de rock californianos, específicamente de San Francisco, a fines de los sesentas y principios de los setentas, no es fácil de caracterizar porque es el resultado de una gran cantidad de factores diversos que se conjuntaron en una coyuntura histórica específica y en esta coyuntura coincidieron aspectos culturales, sociales y políticos especiales.

En lo social, la clase media urbana anglosajona, había crecido numéricamente, económicamente y culturalmente, el conservadurismo tradicional de la sociedad gringa, heredado de los fundadores de las trece colonias, europeos que huían de las persecusiones religiosas posteriores a la reforma luterana y el sisma del cristianismo y que en su calidad de perseguidos religiosos, se habían convertido en fanáticos, había llegado a su límite y los jóvenes clasemedieros que ahora tenían más acceso a la cultura y la información, lo estaban rebasando y lo rechazaban por hipócrita y sustentador de una doble moral. 

Esa doble moral consistía en una fingida religiosidad extrema, represión sexual y exaltación de los valores cristianos, mientras que el capitalismo avanzaba arrolladoramente, robando, corrompiendo, abusando y prostituyendo a la sociedad entera y este reclamo contra la moral hipócrita fue la base del discurso hippie, complementado con una añoranza por el pasado y las formas sociales tradicionales precapitalistas.



Hasta aquí hablamos del discurso ideológico, común a todo el rock de la época, pero el verdaderamente difícil de caracterizar era el musical, muy ecléctico, formado de una combinación de rock, blues, jazz, folk y country, más los nacientes sonidos de la sicodelia y cada grupo tenía un sello propio dependiendo de las dosis de cada uno de estos elementos tuviera, verbigracia: el componente mayoritario del Muerto (Grateful Dead) era el blues y los de Quicksilver eran el folk y el country.

Este es el disco más celebrado de Quicksilver, una maravilla de la originalidad y la capacidad de consolidar un estilo, la mayoría de los discos de la banda exceptuando "Shady Grove" que es un caso aparte, muestran ese estilo pero de un modo un tanto disperso y en "Happy Trails" está concentrada la esencia mercuriana, conformada en esos sonidos de las guitarras inimitables, desgarrados y prolongados, sus coros y esa forma de cantar bien ranchera y las pinceladas sicodélicas que aportaba Valenti, fallecido en 1994.

La parte medular del álbum la constituye una especie de suite, llamada "Who do you love" y que en el LP era el lado uno del disco, ejercicio también inédito en esos días, un viaje catársico que pasa por todos los géneros mencionados y utiliza remansos al estilo del jazz, alternados con los momentos de gran intensidad, participación masiva de la banda en estos, lucimiento personal en aquellos, si ya conoces esta joya que es un clásico del rock en directo y en general, es el momento de revisitarlo, si no lo conoces, asiste a una ceremonia de iniciación en la fe quicksilveriana y de paso hagamos un homenaje Valenti a casi veinte años de su desaparición.






Publicar un comentario