domingo, 5 de enero de 2014

LOS DISCOS DE 1969. Monster Movie.





THE CAN.
"Monster Movie"
1969.

Y a propósito de debuts discográficos y sobre el krautrock, como les dió por llamar al rock irreverente alemán de principios de los setentas a los orgullosos ingleses, resulta conveniente reescuchar el disco con que inició su carrera, otro de los símbolos de este rock germánico que se atrevió a desafiar la hegemonia británico-estadounidense, el grupo de Colonia que en principio se llamaba "The Can" y que después quedó solamente en Can.




A Can la formaron Irmin Schmidt y Holger Czukay, tecladista y bajista respectivamente, y después incorporaron a Jaki Liebezeit como baterista, resultando pieza fundamental de la banda y quien llevaba la dirección de la música que tendía mucho a la improvisación propia del jazz, a partir de los tiempos que marca la percusión, el complemento lo hicieron: Michael Karoli en la guitarra y el cantante gringo Malcom Mooney, los gustos musicales de cada uno eran de lo más diversos y estas influencias al juntarse determinaron las características del sonido Can que en el año de 1969 era toda una novedad.



Las mencionadas influencias iban desde Stockhausen, músico admirado por los dos fundadores, el free jazz que era lo que había estado tocando Liebezeit y la parte roquera que aportó Karolli, el resultado final de la mezcla y compenetración de estas tendencias fue una música muy extraña y desafiante, mucho menos experimental que la de sus coetáneos Tangerine Dream, Amon Düül o Faust, en el sentido de la utilización de sonidos electrónicos o instrumentos exóticos, pero igualmente inovador en la rítmica y en la forma de cantar que era una anticipación clavada del futuro punk.






Una forma de abordar la grabación puede ser sin sacarla de su contexto, es decir, volver a 1969 y escucharlo en ese año para descubrir semejanzas y diferencias con otras músicas que se estaban haciendo en el momento o se iban a hacer posteriormente: el primer track empieza evocando a Pink Floyd, pero a un Pink Floyd más parco, más áspero, sin la melodiosidad y exhuberancia sónica de los ingleses, pero a medida que avanza la pieza, las percusiones toman la batuta y adquieren un marcado aire minimalista e hipnótico, los instrumentos acatan esta dirección y la versificación y el canto se muestran con la violencia del punk, ese género futuro que le gritaba su traición a los rockstars de los setentas.


El segundo registro, parece influenciado por el blues y The Doors, la forma de cantar de Mooney es muy a lo Morrison, mientras que un largo "solo" de guitarra que dura toda la pieza, hace algo parecido a las florituras de Manzarek con el órgano en la leyenda angelina, pero nuevamente las percusiones se vuelven protagonistas y la pieza va en un crescendo de mucha intensidad en donde percusión y solo instrumental son el marco para la virulencia del que canta y de lo que canta.



El tercer track, podría haber sido firmado por los Pistols, los Ramones, Clash o The Germs, es "punketo" de principio a fin, pero si estamos en 1969, nos suena también a The Who y por supuesto que a Velvet Underground y así termina el "lado A", volteamos la tortilla y nos encontramos con algo insólito que ya empezaban a hacer otros, sus paisanos de Amon II en su disco del mismo año, por ejemplo, una larga pieza-sinfonía que abarca todo el lado del acetato y que va desarrollando distintos "movimientos" con distintas tónicas, ambientes e intenciones: el acento que hoy llamamos punk al principio, el electrónico-experimental, en seguida, un tercer pasaje muy cargado al rock-blues, y al final, solos alternados de cada instrumentista con el fondo de unas percusiones plirítmicas, muy al estilo del free jazz.




Hoy podría ser un disco muy escuchado en otras partes, para el auditorio actual no presenta casi nada novedoso, pero si eres amante de los documentos musicales por sí solos o los que nutren una visión de época y un contexto histórico, este es un imprescindible, por su significado para el rock alemán, por lo novedoso en su momento y por las aportaciones que hizo a futuras bandas y formas de hacer el rock, si tu interés es este último, como el caso de tu servidor, búscalo sin tregua, la edición que yo encontré es de 2008, muy reciente y muy fácil de conseguir.






















Publicar un comentario