jueves, 19 de junio de 2008

LOS CLÁSICOS. Led Zeppelin.

LED ZEPPELIN.

A la izquierda, la base rítmica del Zep, Bonham y Jones: a la derecha, Plant y Page.


La aparición de Led Zeppelin en el rock fue de gran impacto, la combinación de sonidos que producían los cuatro excelentes músicos que formaban el grupo era inédita, la historia del rock, hasta ese momento era: el rock 'n roll de los cincuentas, la primera ola inglesa y el pop que llenaba las listas de ventas.

El Zeppelin era algo fuera de serie, una base rítmica, que sostenían, un baterista polirítmico que llenaba de sonido el espacio y que al paso de la historia se le ha considerado como uno de los grandes, su nombre era John Bonham; un bajista sobrio pero de gran efectividad, uno de los primeros bajistas roqueros que hicieron trascender la función del bajo de simple acompañamiento a protagonista, John Paul Jones, es el nombre de este músico.

La base rítmica mencionada enmarcaba a los dos elementos que caracterizaban al sonido Zeppelin, dos elementos que brillaban contundentes y le estaban dando un giro al rock; la voz de Robert Plant, que es sin duda uno de los grandes vocalistas de toda la historia del rock, con un timbre único en ese tiempo, después de Plant surgieron legiones de imitadores y de hecho la forma de cantar de Plant se convirtió en el modelo de todos los cantantes de metal.

La voz de Plant es de una agudeza que no existía en el rock, pero además era una voz flexible, con un registro muy amplio y una pureza excepcional y se combinaba con los extraños sonidos de uno de los grandes guitarristas de todos los tiempos, el gran maestro de la guitarra Jimmy Page, de la escuela de Mayall, de donde salieron también Eric Clapton y Jeff Beck, Page también mostró un camino nuevo para los que vendrían tras de él.

El repertorio compuesto de canciones propias y viejos blues, sonaban extraños pero seductores, las texturas y ambientes que construían estos cuatro músicos eran mágicas e inusitadas, por eso es que el Zeppelin se convirtió en un clásico instantáneo.

El Zeppelin en 1979
Publicar un comentario