sábado, 12 de marzo de 2011

DESCANSE EN PAZ

Rita Guerrero

Ayer, 11 de marzo del 2011, la cantante nacida en Guadalajara, Rita Guerrero falleció. Con 47 años, Rita dejó este mundo luego de luchar contra el cáncer de mama desde 2010.
Cuando conocí a Rita su carrera ya llevaba un buen rato como actriz, se supone que en esas andanzas conoció a Jacobo Lieberman, tecladista en el primer proyecto musical de Rita que terminaría siendo Santa Sabina desde 1989.
No puedo recordar la primer canción que escuché de esa banda legendaria pero durante mi preadolescencia fui gran fan de ella. Me recuerdo escuchando una y otra vez aquel homónimo del 92, luego el Símbolos del 94 y, finalmente, el Babel de 1995. Luego perdí la emoción por ellos y me puse a escuchar otras cosas.
De Santa Sabina siempre me gustó el hecho de que al oírlos no escuchaba sólo rock, también escuchaba sonidos bien experimentales que luego supe que eran influencia de otros géneros. Me encantaba el sonido de la guitarra de Alejandro Otaola (excelente músico), el carisma de Poncho, y, claro, la gran voz de Rita, voz suave pero capaz de alcanzar tonos altísimos, tirándole a la voz que me sonaba "como de ópera" y luego esos gritos desgarradores. Rita derramaba sensualidad.
No recuerdo cuántos años tenía cuando fui a aquel concierto de Santa Sabina en algún lugar al sur de la ciudad, me encantó. Me enamoré más de ella al ver su voz y música acompañada por esos sensuales movimientos, causantes de mis tempranas fantasías. Tampoco recuerdo a qué edad vi la película Ciudad de Ciegos donde aparecía Rita junto a otros de mis ídolos de la época, Saúl Hernández y Sax. Esa música, buena música nacional, marcó una etapa suave de mi vida y me abrió las puertas a un mundo increíble.
Gracias a Rita, por ser parte importante de mi formación melómana. Descansa en Paz.



Azul Casi Morado. Quizá el tema más popular de Santa Sabina en su versión para el MTV de 1997.
Publicar un comentario