martes, 11 de octubre de 2011

ROCK MEXICANO. Arpía.


CECILIA TOUSSAINT.
"Arpía".
1987.





Éste es un clásico del rock nacional, y lo protagoniza una mujer con suerte, nacida en una familia de músicos, sus hermanos ya eran instrumentistas conocidos en el ambiente del jazz mexicano e incluso en Norteamérica, cuando Cecilia hizo su primer disco, anteriormente había participado haciendo coros y pequeñas intervenciones en "Cristal", el disco de Gerardo Bátiz y Arturo Cipriano, favorito de favoritos de su redactor y en "Tremendo Alboroto", el tercer disco de La Nopalera, la relación de su hermano Eugenio, desgraciadamente fallecido éste mismo año, con muchos músicos del mundo "independiente" de la música lo hacían un artista muy solicitado, en las mencionadas gabaciones estuvieron los hermanos Toussaint y Cecilia tuvo sus primeros "pequeños papeles", pero "Arpía" fue el primer disco de Cecilia solista.

Arpía se grabó en pleno boom del rock rupestre que era una alternativa al rock nacional, hecha por miembros de la clase media ilustrada, lectora, conciente y activista política, sus temáticas eran urbanas, intimístas, ecologistas, justicieras, libertarias, con buen trato al idioma y un eclecticismo nutrido por el rock, el jazz, el folk y las manifestaciones vanguardistas.






A ese tren se montó Cecilia, se declaró roquera, se tomó unos tequilas para hacer áspera la voz, se disfrazó de chica ruda, consiguió a unos acompañantes de mediana experiencia, hicieron arreglos sencillos a las canciones de Jaime López y José Elorza, compositores talentosísimos, que desde entonces confían sus canciones a la voz de la Toussaint, e hicieron un álbum con mucha energía, de inconfundible sonido roquero y el primero hecho por una mujer en la oleada rupestre, todas estas circunstancias afortunadas, hicieron que "Arpía" se convirtiera en un clásico.


Después Cecilia, suavizó la voz "aprendió a usar su voz" en sus palabras y siguió haciéndo discos más cargados al jazz, al bolero jazzeado y otras mixturas, pero jamás volvió a hacer un disco 100% roquero como éste. El último golpe de suerte de ésta mujer afortunada, fue hacer un  disco con canciones de Consuelo Velázquez, la famosa autora de "Bésame mucho", convivir con ella, conseguir que le diera canciones desconocidas, conseguir que la acompañara en el piano y cuando el disco estaba listo para salir al mercado, Doña Consuelito falleció, haciendo que el disco de Cecilia fuera por demás oportuno y exitoso.















Publicar un comentario