jueves, 10 de diciembre de 2009

LOS WILBURYS.

LA IDENTIDAD SECRETA DE LOS SUPERÉROES.



Muchos chavitos y chavitas en todo el mundo sueñan con ver su nombre en las revistas especializadas en el Rock, en las portadas de uno o varios discos, en las marquesinas y en donde se pueda, es la naturaleza del mundo del espectáculo, pero dentro de este mundo roquero, también hay especímenes raros que desean vivir en el anonimato.

De los casos que yo conozco, el más extremo es el de The Residents, esos locos geniales que nunca han revelado sus nombres verdaderos y ni siquiera sus rostros, pero que ni falta hace, su desquiciada estética musical tiene tantos aspectos fascinantes, que lo de menos, es saber quienes son los autores de eso.

Pero el caso que queremos tratar es el de los Traveling Wilburys, otro grupo en el que sus integrantes no ponían sus nombres en los créditos, pero esto no era más que una vacilada, una forma de diversión como la propia música que hacían, resulta que por más que los Wilburys quisieran mantener el anonimato, esto resultaba imposible pues sus rostros eran conocidos por todo el mundo y sus formas de componer y sus voces imposibles de confundir y es que resulta que los tales Wilburys eran: Bob Dylan, Jeff Lynne, Tom Petty, Roy Orbison y George Harrison.

Estos "cuates" se reunían para "echar la paloma" improvisando y de ese modo se les ocurrió hacer el grupo con el único y exclusivo fin de "echar desmadre" y divertirse a lo grande, al parecer, cada quien llegaba al estudio con sus canciones, las arreglaban entre todos y las grababan, por eso son perfectamente distinguibles las canciones de cada autor por el estilo y porque cada quien cantaba sus propias rolas, los Wilburys grabaron dos álbums que se llaman vol 1 y Vol, 3, los dos muy divertidos y sabrosos, actualmente está circulando una edición en CD que los incluye a los dos.





Publicar un comentario