lunes, 23 de enero de 2012

LOS DISCOS DE 1972. Exile on Main Street.


THE ROLLING STONES.
"Exile on Main Street".
1972.



Existen alrededor del mundo, decenas de miles de bandas de rock, buscando un nombre espectacular, un look que los distinga y diga que son rockers, luchando por conseguir un sonido que les haga un lugar en el rock y de ser posible en su historia; se buscan nuevos caminos, se hacen todo tipo de fusiones, de revivals, y están a disposición del explorador sónico, miles de opciones de los más extraños nombres y procedencias, pero a pesar de la abundancia y a pesar de la accesibilidad, en medio de la vorágine, se extraña la vieja actitud roquera, la que no se adquiría por pose y estatus, la actitud rollingstone, la que está en en los discos de "sus satánicas majestades" y en muy alta concentración en "Exile on Main Street".

Exile...mi disco más recurrente de los Rolling se grabó en la Villa de Keef, en el sur de Francia, durante doce meses los Stones se recluyeron, con sus instrumentos, un montón de nuevas canciones y tres amigos notables que le dieron un sonido especial, digamos que le dieron cuerpo, a través de capas de entramado que fortalecieron el sonido rolling, sin cambiarlo un ápice, los conspícuos amigos de sus satánicas, eran Bobby Keys en sax, Jim Price en trompeta y el compañero de muchas aventuras musicales, Nicky Hopkins, en el piano.

La producción fue de Jimmy Miller, quien también tocó percusiones y la portada es un diseño de Robert Frank, famoso fotoperiodista de la época, curiosamente, los Stones consideran a "Exile on Main Street", un disco de pedacería, de compromiso y abjuran de él, no aparece en el álbum doble, una sola canción que se haya vuelto clásica ni que se vendiera como gran éxito y sin embargo, muchos fans, lo consideramos la quintaescencia del "rollingstonismo". 















Publicar un comentario