jueves, 29 de marzo de 2012

MICK TAYLOR, UN STONE MEMORABLE.




MICK TAYLOR, LA MAYOR PÉRDIDA DE LA HISTORIA DE LOS ROLLING STONES.






 Mick Taylor empezó a tocar la guitarra a sus tempranos 9 años y a los 16 tocó con John Mayall en un concierto al que no llegó Eric Clapton, a Mayall le gustó el "palomazo" y un tiempo fue guitarrista de los Bluesbreakers, sustituyendo a Clapton cuando éste dejo a la escuela (perdón, quise decir a la banda del jefe Mayall), en 1969, cuando Brian Jones fue despedido de los Rolling Stones y Keith Richards buscaba a un sustituto de Jones a quien él despidió más que los otros stones, el mencionado Mayall, recomendó a Taylor.

Así empezó una época en la que Mick formó parte de la "Banda más Grande del Mundo" y en ella grabó, media docena de discos, incluidos "Sticky Fingers" y "Exile on Main Street", dos de las obras cumbre de "Sus Satánicas Majestades", en un principio, Mick fue invitado como músico de estudio a las sesiones de grabación de "Let it Bleed", pero el desempeño sobresaliente de Taylor, convenció a todos de integrarlo permanentemente a la banda.

Desde entonces y hasta 1974, los Rolling sonaron grandiosos, el estilo "taylorista", su técnica virtuosa y su enorme creatividad engrandecieron el sonido stone, sus grabaciones en vivo y videos como el famoso concierto de Hyde Park, en homenaje a Brian Jones que acababa de fallecer, son pruebas fehacientes de la enorme calidad de Mick y de su contribución al "rolinestonismo".

En 1974, Mick Taylor dejó a los stones, causando gran impacto en los demás compañeros que consideraban difícil conseguir a un guitarrista que lo igualara, al final se quedaron con Ron Wood, un músico con serias limitaciones, que sólo queda en "competente" y uno siempre se pregunta ¿por qué no consiguieron a alguien mejor? habiendo gran cantidad de instrumentistas mucho más calificados que Ron, la respuesta parece ser que Wood es el mejor amigo de Richards, el jefe stone, así que solo queda el recuerdo del sonido fabuloso de los Rolling Stones cuando tocaba con ellos Mick Taylor.











Publicar un comentario