jueves, 4 de diciembre de 2008

CANCIONES FAVORITAS. White Room.

WHITE ROOM.



Después de conocer a Cream por Sunshine of your love, me topé un día con esta canción inconmensurable, ejemplo indiscutible de: la concepción de la sicodelia musical que tenían los ingleses; la maestría de Clapton y Baker, cada uno en su instrumento; el sonido Cream que en los setentas tempranos era algo insólito y demoledor y la cantidad de propuestas novedosas en el mundo del rock inglés.


La pieza es genial de principio a fin, con la guitarra reverberante de Eric Clapton en la introducción, es el Clapton sicodélico que me gusta mil veces más que el blusero; los golpes enérgicos y exactos y los redobles que marcan los cambios en los tambores de Ginger Baker, él no es de los bateristas que siguen a los otros músicos, Baker dirige a la banda; la combinación de sonidos del bajo de Jack Bruce y la guitarra de Clapton, que son la otra parte del cuerpo del sonido Cream; la voz de Bruce que, sin ser de otro mundo, siempre pareció la idónea para la banda y los solos escalofriantes de la guitarra de Clapton, hicieron de esta canción, una inolvidable y clásica del rock.



Disfrutenla como yo la disfruto cada vez que la escucho, no importa si es la milésima vez que esto sucede o si la escucho desde hace varias décadas.

White room es también una de esas rolas que forman parte del soundtrack de mi vida, ha sido por varias décadas una de mis canciones favoritas y por tanto está ligada a muchos de mis recuerdos.
Publicar un comentario