viernes, 2 de abril de 2010

RECUERDOS

Los Fabulosos Cadillacs

Cuando estudiaba en el H. CCH Vallejo era super fan de esta banda argentina. Igual que todos los pubertos preparatorianos de comienzos de los 2000 era seguidor del ska y demás bandas "latinas" tropicales y pseudocontestatarias que se atravesaban por mis poco educadas orejitas. Los Fabulosos Cadillas era una de esas bandas.
A estos cuates los conocí por rolas que hoy siguen siendo grandes éxitos en los discos del metro de lomejordelrockenespañol, lomejordelreggae y en los bares preparatorianos y en los bares de adultos contemporáneos. Temas clásicos como Siguiendo la luna, Matador, Mal Bicho, Vasos Vacíos (con todo y Celia Cruz) son muestra de la época "dorada" de esta banda, la época en las que estuvieron en la cima, aunque no necesariamente la mejor.
Luego de hartarme de los mismos discos y las mismas rolas, la curiosidad natural me llevó a encontrar los primeros trabajos de la banda argentina; así me topé con el genial Bares y Fondas de 1986! y el Yo te Avisé! del 87 comienzo de la banda en su etapa ochentera, antes de tropicalizarse completamente. En estos discos de nota bastante la influencia del ska inglés de la época, de bandas como Madness pero también se nota ese sonido peculiar de las bandas argentinas y claro, el toque latino que resultaba bastante novedoso entonces.
De la primera época de los Cadillacs me encontré este video del 87 donde interpretan una de mis favoritas, Estoy Harto de Verte con Otros. Note usted el precario sonido del ska, aunque con arreglos interesantes en los metales y una letra adolescente pero escrita inteligentemente por Vicentico... enjoy!



¿Qué tal? 10 años después de esto y, supongo, un poco hartos de la fama, los Cadillacs comenzaron una última etapa de experimentación. Al parecer comenzaron a escuchar jazz y otros géneros que para algunos estan lejos del ska y otros ritmos ejecutados por la banda argentina. De entonces de desprenden otro par de excelentes álbums Fabulosos Calavera y La Marcha del Golazo Solitario de 1997 y 1999 respectivamente. Dos discos llenos de experimentación, coqueteos descarados con el jazz, temas instrumentales y letras mucho más abstractas, definitivamente la madurez les había llegado. Escuche y mire el video de Los Condenaditos, rola del 99 y en la que se nota la madurez letrística y musical de la banda...



¿Cómo ve? Hace un par de años Los Fabulosos Cadillacs tuvieron una especie de revival, editando un par de discos con reversiones de rolas clásicas (creo) y dando conciertos en México, donde la gente todavía los idolatra. No me interesa ahora seguirlos, me quedo con los grandes discos que hicieron, cuando eran malos y luego excelentes músicos sin dejar de ser nunca una gran banda.
Publicar un comentario