jueves, 22 de abril de 2010

RESEÑA 1 Lo Bueno

Indie-O Fest

Ellos se llaman así mismos "el pequeño gran festival" y qué razón tienen. El Indie-O Fest lleva ya 5 años siendo el único festival decente en México, con una verdadera propuesta musical, precios accesibles y nada de falsas pretenciones. Este año no fue la excepción.
En un foro tremendamente agradable como es el Polyforum Siqueiros, por 340 pesitos 7 bandas independientes y con buenas propuestas, poca gente y el ambiente más relajado... qué más se puede pedir?
Llegué temprano pero no entré luego luego así que perdí a las tres bandas nacionales (cosa que no me importó mucho). Cuando entré el ambiente era muy bueno, es increíble sentir la confianza que tiene el organizador en el público, caras sonrientes, no revisiones generan una buena actitud en el público que se comporta a la altura. Eso es buenísimo en una ciudad acostumbrada al desmadre y al descontrol. Supongo que es lo más hippie que podría pasarme.
De las 4 bandas internacionales hablaré poco de Marnie Stern y The Big Pink. La primera me convenció poco con sus gritos y guitarrazos estilo Patti Smith, Karen O, a pesar de que alguien la nombró la mejor guitarrista de todos los tiempos. The Big Pink tampoco me emocionaron; con su onda tipo New Order primero y luego con una onda más pop, aunque me gradó el ruido que hacen con sus rasposas guitarras y el abuso de efectos en todas sus rolas.
La primer carta grande llegó con Little Dragon, banda sueca que es como un abanico de sonidos pues van del pop, al alectro experimental, al folk, al dance fino... una auténtica maravilla musical acompañada por la super voz de la sensual Yukimi Nagano. Un show divertido y lleno de buena música. Esto fue algo de lo que se escuchó...



El final del festival llegó con la super banda de Atlanta, Deerhunter. Y es que este cuarteto es unas de las mejores bandas independientes de nuestro tiempo y por eso moría de ganas por verlos en vivo. Estos cuates se desplazan sin temores de algo que es como pop psicodélico al más rasposo garage-rock, letras locochonas y no temen a la extrema experimentación y se nota que les encanta lo que hacen y en vivo les sale increíble: mucho más intenso que escuchar el disco. Un verdadero agasajo auditivo. Y esto fue algo que sonó casi al final del festival...



Más festivales como el Indi-O Fest y más buenas bandas como estas en México, por favor!!!!
Publicar un comentario